Ce.Pro.Mu Eldorado.Violencia: hay 551 expedientes clínicos, 200 son de niños y 50 pertenecen a hombres.

Las denuncias sobre violencia se intensificaron en Pandemia pero a la vez hoy ya se habla de la herencia que dejó la misma y éste año hay menos denuncias físicas y verbales y se intensifican las de ansiedad y depresión, según sea el caso ante el detonante como la perdida de trabajo y situaciones económicas.

Ésto explica Barbara Benedetto, Coordinadora ce.pro.mu que sobre el tema se extendió en un medio local  “no es algo que ocurre solamente en nuestra provincia o en nuestra localidad, la violencia es algo qué está dando vueltas desde hace mucho tiempo y a nivel mundial”.

Entre las consultas la funcionaria destacó que “sí, ha habido un aumento aparentemente luego de la pandemia.  Nosotros acá en nuestra institución actualmente tenemos más de 3.300 historias clínicas de personas en situación de violencia hemos tenido un incremento durante el año pasado y en lo que va del año hay 551 personas que han concurrido justamente por situaciones de violencia”.

Benedetto explicó” sabemos que la violencia se puede manifestar de diferentes maneras nos impresiona la física” y enumeró la verbal o psicológica, sexual entre otras.

La coordinadora continuó explicando la labor diaria en el Centro que el trabajo del ce.pro.mu. es multidisciplinario, con entes locales, provinciales y nacionales y agregó, “mucho este trabajo tiene que ver con la concientización y con los talleres que justamente damos en la escuelas, en los barrios, tratando justamente de que las personas tomen conciencia de éstas situaciones de violencia”.

El ce. Pro. mu. trabaja con derivados o bien con personas que se acercan en al lugar, no sé atiende solo a la gente de Eldorado si no también, a gente de zonas aledañas.
Tampoco se atiende solo a mujeres, si no también a hombres y niños.

Ante la situación de violencia aclaró puntualmente que es una problemática general y no sólo sobre la mujer.

 

Entre los puntos más comunes que aparecen de la violencia, Benedetto enumeró “se trae la violencia física y también la violencia psicológica y no por ahí es la que  aparecen mucho en las familias y como esto no se visualiza como por ahí la violencia psicológica verbal, no se ve en un golpe o en un moretón o en una quemadura entonces pareciera que uno tiende a naturalizar y así han pretendido pensar que eso va a pasar, que es solo momentáneo y en realidad hay personas que vienen después. Cuesta tiempo decir bueno basta no quiero más vivir esta situación, no*, y siguió “hay temor, miedo de las mujeres a quedarse solas sin el sostén del hogar, o sea que también ahí está nuestro trabajo;  el de poder orientar, poder trabajar con todas las instituciones que se encargan de estas problemáticas; amparar a este sujeto que está en esta situación de tanta vulnerabilidad”.

La representante de la entidad dijo “si bien en Pandemia se trabajó en talleres en escuelas; ahora está en agenda volver a esa actividad que sirve de forma preventiva. Hoy se atiende a personas, cuestión que estaba suspendido por protocolo sanitario. Hoy ya se trabaja con las víctimas e incluso con el victimario todo con diferentes profesionales dependiendo el caso”.

Cabe mencionar que “nosotros no solamente trabajamos con las víctimas, si  no también con el victimario no te decía al principio Qué bueno que muchos casos son derivados de la justicia donde se ordena al victimario o a la víctima hacer tratamiento;  tenemos los cuidados necesarios para que sean diferentes,y con diferentes profesionales”.

Esto es un trabajo chiquito de hormiga que se va haciendo acá porque tiene que ver con desaprender algunas conductas que han estado prendida por ahí en esta persona en este victimario durante toda su vida no porque su padre ha violentado contra el y con cada familia con su contra su madre y su abuelo entonces textos son como conductas aprendidas pero siempre creemos y confiamos en que estás conductas se puede terminar.”

Datos.

De 551 historias clínicas, hay derivados y propios medios entre víctimas y víctimarios, “siempre se apuesta por cambiar actitudes, desaprender, desnaturalizar lo que se aprendió y se naturaliza, se trata como normal en ese trato humano de respeto propio y del respeto al otro.

Aproximadamente existen 500 expedientes solo de este año y cerca de 50 o más expedientes de historias clínicas que corresponden a hombres otras 200 a niños y las demás son las mujeres. y prevalencia en las mujeres.

Entre el 2020 y 2021 se tiene otras problemáticas, herencia de la Pandemia.

Comparativamente al año 2020 y el año 2019 estos 500 expedientes, hemos tenido un aumento significativo durante el año 2020 decía es lo que un poco heredamos de esta situación de pandemia generado muchísimos cambios; hay muchas muchas personas que con las crisis económicas y las pérdidas de trabajos laborales, al no tener a los a los niños en la escuela, tener que hacerte cargo de las tareas,  alguna problemática que son  “muy diversas” se ha trabajado durante toda la pandemia atendiendo estas situaciones y hemos visto un aumento,  no solamente de violencia intrafamiliar qué es por ahí es la que prevalece, sino que también muchos, muchos trastornos de ansiedad”. Concluyó

About Post Author