Sede del Palacio Municipal 9 de Julio

Dos Concejales Renovadores de 9 de julio denuncian al Intendente ante la justicia y el Tribunal de Cuentas

Primero lo denunciaron en la Justicia y después en el organismo de control por aprobar un balance y presupuesto en una sesión “fantasma” que nunca existió, según aseguran. Intentaron hacer una comisión investigadora pero la mayoría lo defendió.

Los concejales renovadores de Nueve de Julio, Javier Duarte y Rubén Darío Bota, pidieron al Tribunal de Cuentas de la provincia que investigue la aprobación del balance de 2021 que se trató en una “sesión fantasma” porque aseguran que nunca existió.

En la nota presentada a la funcionaria Fabiola Bianco, titular del HTC, sostienen que para justificar esa supuesta sesión hubo concejales que adulteraron el libro de actas del Concejo Deliberante para incorporar esa inexistente reunión.

La acusación apunta contra el intendente Rubén Kobler y el actual presidente del Concejo Deliberante, Roberto Valbuena.

Esa misma denuncia fue presentada meses atrás a la Justicia de Eldorado, puntualmente a la jueza Nuria Allou. En esa ocasión también se denunció que el Ejecutivo municipal, a cargo de Kobler, no le pagaba la dieta a los dos concejales porque le presentaban proyectos con pedidos de informes que incomodaban a la gestión.

Desde el Tribunal de Cuentas respondieron que “se trata de un conflicto institucional que se debe resolver por otras vías” ya que no atañe a las funciones del organismo, que sólo se ocupa de analizar el presupuesto y detectar si existen inconsistencias.

También se cumplieron cuatro meses desde que el intendente no les deposita el sueldo (la dieta) a los concejales. Creen que es porque presentaron algunos proyectos que no le gustaron.

Sesión fantasma

Lo que sostienen Bota y Duarte es que la sesión de la polémica “ocurrió en el acta Nº 486, del día jueves 30 de diciembre de 2021, cuando estábamos todos de vacaciones”. Dicha acta, denuncian, fue avalada “por quien era en ese entonces la secretaria del Concejo Deliberante, Luciana Marisol Báez; y las concejales Sandra Celeste Sanabria y Norma Dos Santos”, mientras que los ediles Roberto Oscar Valbuena, Javier Duarte y el propio Bota “no firmamos esa sesión”. No había quórum con dos de los cinco ediles.

La ordenanza impositiva se aprueba con el voto de todos los concejales, y el Presupuesto es por mayoría, “y acá tenemos una sesión fantasma que fue avalada sólo por dos de los cinco concejales y que no existió, porque ni siquiera el entonces presidente del Consejo (Javier Duarte) la firmó”, detalló.

Los dos ediles descubrieron esa maniobra recién a mediados de este año, cuando hubo un cambio en la presidencia del Concejo y Duarte asumió por poco más de un mes y revisó el libro de actas del Concejo. Fue ahí que encontró el acta 486 donde se observa el tratamiento y la aprobación del presupuesto.

Luego, la concejal Norma Dos Santos cambió el voto y volvieron a cambiar la presidencia del cuerpo, permitiendo a Valbuena que regrese a ocupar ese cargo. Valbuena responde a Kobler y le garantiza que se aprueben sólo las ordenanzas que no generan incomodidades.

Los opositores también conformaron una comisión investigadora, primero con el voto de Dos Santos, pero luego les votó en contra y la Comisión desestimó la investigación por el voto de tres contra dos. Fuente. Primera Edición

About Post Author