La Cooperativa Eléctrica de Montecarlo se capacita y suma nuevas tecnologías para sus socios

Por un lado, la Cooperativa Eléctrica de Montecarlo ha recibido capacitaciones a cargo de profesionales para sumar conocimiento en materia de nuevas tecnologías que ayuden al sector. Por otro, la CEEL aun intenta resolver conflictos del pasado y parece no poder avanzar ni solucionar las problemáticas de sus asociados.

Mientras que en la CEEL (Cooperativa de Electricidad de Eldorado Limitada) los problemas no cesan y aun se buscan responsables por errores cometidos por parte de la administración que afectan directamente a los socios, en la CEML (Cooperativa de Electricidad de Montecarlo Limitada) la realidad es un tanto diferente: aplicación de nuevas tecnologías, energías renovables y capacitaciones al personal.

En la Capital del trabajo aun lidian con errores cometidos en el pasado, cuando hicieron uso del programa Ahora Misiones +21 para el cobro de boletas, donde otorgaban un 41% de reintegro a los pagos con tarjeta de crédito y débito, pero no contaban con la autorización para hacer uso de estos beneficios. Si bien la CEEL firmó un convenio con Hacienda para instrumentar el programa, solamente recibió la aprobación para gestionarlo en la casa de ventas de artículos de electrónica que posee la entidad. A este conflicto se suma la falta de inversiones, medidores y módems de internet. Múltiples cuestiones que solo traen incertidumbre y preocupación al socio.

Por otro lado, en la ciudad de Montecarlo, la actualidad parece ser positiva y prospera. A partir de visitas de profesionales en redes eléctricas, han realizado capacitaciones al personal de la Cooperativa sobre energías renovables. Según explicó la ingeniera Carina Janssen Harms, si bien la empresa cuenta con paneles solares, “aun es una tecnología que debe adaptarse a nuestro sistema y además no contamos con experiencia previa, por eso nos son de gran ayuda las capacitaciones”. Además destacó que la cooperativa está adquiriendo medidores inteligentes. “Pueden ser leídos desde el sistema de facturación y de esa manera pueden realizar análisis de corrientes, tensión y otras tareas que los medidores tradicionales no otorgan”, dijo.

Janssen destacó que la inversión para contar con los medidores es importante “ya que están cotizados en dólares”. “Ya contamos con cuatro en barrios de Puerto Piray y tres en Montecarlo que se ubican en lugares estratégicos para medir mejor la calidad del servicio que se brinda”, manifestó la ingeniera y cerró diciendo que la intención de la CEML siempre es trabajar a la par de los avances tecnológicos pero para eso es necesario proveerse de los cursos específicos.

About Post Author