¿Se debe pagar por cubiertas adquiridas fuera del país?

La pregunta recurrente: ¿QUÉ OCURRE CUANDO TOCA PASAR POR LA ADUANA? ¿ES LEGAL VOLVER AL PAÍS CON CUBIERTAS RECIÉN ADQUIRIDAS AFUERA? ¿CORRESPONDE DECLARARLAS Y PAGAR IMPUESTOS?

Fuentes de la Aduana confirmaron cuáles son las reglas vigentes y cómo se están aplicando en este contexto tan particular. La primera aclaración: traer ruedas como equipaje, está totalmente prohibido

Ahora no se admite traer cubiertas. “Si alguien intenta ingresar al país con neumáticos nuevos por ejemplo en el baúl de su vehículo, se los van a secuestrar”, advierten las autoridades.

Ingresar con cubiertas nuevas instaladas, está permitido
Lo que sí están permitiendo en los pasos fronterizos es que los neumáticos nuevos adquiridos en el extranjero entren al país rodando. Es decir, instalados en el vehículo.

“A nadie le van a sacar las ruedas”, confirman en la Aduana. Eso sí, lo que exigen es que el viajero incluya estos productos en su declaración jurada de ingreso. Y que, si corresponde, abonen un tributo.

¿En qué casos se puede entrar al país con ruedas nuevas sin abonar arancel?

Al llegar un vehículo al puesto aduanero los inspectores suelen observar sus neumáticos. Y si notan que están flamantes, más allá de lo que haya declarado el conductor, suelen preguntarle: “¿Usted cambió las gomas durante el viaje?”.

En esa instancia, la única forma de pasar sin pagar será demostrar que el recambio fue motivado por una “incidencia del viaje”. Por ejemplo, porque se sufrió una pinchadura en la ruta o porque una cubierta resultó dañada en un choque.

Desde ya que, si un auto llega con las cuatro cubiertas nuevas, o incluso con dos de ellas recién reemplazadas, será difícil en este contexto que al conductor le crean que esa inversión se debió a una simple “incidencia”, y no a una compra planificada.

¿Cuánto deben pagar en la Aduana quienes cambian las cubiertas en el exterior?

En la enorme mayoría de los casos, aplicando la normativa aduanera, el inspector pedirá ver la factura de la compra y exigirá abonar como tributo el 50% del precio de los neumáticos. En caso de no mostrar factura, tomarán un valor estimativo.

Este impuesto se puede pagar en pesos, ya sea en efectivo o con tarjeta, convirtiendo el monto en moneda extranjera al tipo de cambio oficial.

Según comentaron en la Aduana, en los pasos al Paraguay, lo recaudado de esta manera -por ingreso de neumáticos- prácticamente se duplicó en julio y agosto respecto de los meses previos.

“La realidad es que, por la situación coyuntural, mucha gente está cruzando la frontera para cambiar las gomas. Entonces, lo que se hace es cobrarles el tributo”, reconocen dentro del organismo dependiente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

¿QUÉ OPINAS?

About Post Author