Mesa de Diálogo por el conflicto en Alecrín: la empresa propuso mudar su actividad forestal fuera del territorio demarcado como propio por la comunidad mbya

Integrantes de la comunidad mbya guaraní Alecrín volvieron a reunirse con los representantes de la empresa Hijas de Juan Harriet SA, en el marco de la mesa de diálogo conformada tras el conflicto generado el año pasado por el uso forestal del Lote 6, ubicado en la zona donde se asienta la aldea.

En esta ocasión, desde la firma presentaron una propuesta que consiste en abandonar definitivamente su intención de hacer un aprovechamiento sustentable del bosque en ese sector de San Pedro y presentar un plan de manejo para un predio ubicado fuera de las 14 mil hectáreas que la comunidad tiene registradas en el marco de la Ley 26160.

El encuentro se dio en un clima de total respeto. Como en la primera reunión que tuvieron en diciembre de 2021, primó el respeto y la actitud de escuchar la postura del otro.

El Director General de Bosques Nativos, Mariano Marczewski, y su equipo estuvieron presentes en representación del Ministerio de Ecología.

También hubo representantes de la Dirección de Asuntos Guaraníes, de otras siete comunidades de pueblos originarios de la zona, de la Municipalidad de San Pedro y del Equipo Misiones de la Pastoral Social Aborigen.

El abogado Silvio Contreras y del ingeniero José González, de la empresa, recordaron que desde que estalló el conflicto la compañía dejó la explotación forestal.

Reiteró que la intención de Hijas de Juan Harriet es preservar el monte nativo y llevar su actividad de aprovechamiento fuera de las 14 mil hectáreas relevadas por el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) en el marco de la Ley 26160.

La propuesta reconoce que la empresa desea seguir trabajando en un bosque implantado que se encuentra dentro de esas 14 mil hectáreas. Pero aclara que sólo quiere hacer raleo y tareas de mantenimiento.

El cacique Sebastián Benítez de Alecrín y el Mburuvichá Epifanio Chamorro, quien tomó la palabra por las otras comunidades, no mostraron rechazo por las actividades forestales de la firma siempre y cuando se hagan fuera de la zona relevada.

Los líderes aborígenes sí pidieron más precisiones sobre los trabajos proyectados en el bosque implantado. Consideraron prudente una consulta con los caciques de las siete aldeas sobre el tema.


El ingeniero Marczewski reiteró la postura de anular por Resolución el permiso que Hijas de Juan Harriet tiene para la explotación forestal del lote 6, disparador del conflicto.

En cuanto al plan que adelantó la firma que va a presentar en busca de un nuevo aprovechamiento, Contreras se comprometió a poner sobre la mesa toda la información necesaria sobre la iniciativa.

El plazo que acordó con los caciques fue de dos semanas.

About Post Author