La argentina que la rompió en el mundial de taekwondo y se vuelve con medallas

Lourdes Siurano, vecina de Castelar y la primera taekwondista argentina con Síndrome de Down en participar de un Mundial de Taekwondo adaptado, se trajo tres medallas de la Copa del Mundo que se realizó Amsterdam, Países Bajos.

Lourdes, de 30 años, ganó un oro en la modalidad formas, categoría III Dan, y también un bronce en la misma especialidad, pero abierta. Completó la faena quedándose con una medalla de plata en la modalidad “Habilidades” y su facilitador, Hernán Farinatti, ganó también una presea de plata.

Para que Lourdes pudiera viajar a esta Copa del Mundo, la familia Siurano tuvo que reunir la suma de 10 mil dólares, por lo que apeló a la solidaridad del barrio para conseguir donaciones vía la app “Cafecito” y también recibió una ayuda de clubes de barrio de Castelar y de la Municipalidad de Morón, que colaboró con una suma en pesos.

La vecina de Castelar Lourdes Siurano exhibe orgullosa una de sus medallas.La vecina de Castelar Lourdes Siurano exhibe orgullosa una de sus medallas.

“Lamentablemente para participar de este Mundial primero hubo que poner toda la plata y tuvimos que endeudarnos. Nos ayudó mucho la Sociedad de Fomento y el club El Porvenir, ambos de Haedo, y también la Municipalidad de Morón”, cuenta el papá de Lourdes, Julio Siurano.

Para poder participar de este Mundial, Lourdes tuvo que superar previamente tres torneos pre selectivos, en los que les fue muy bien: salió primera de manera global y no dejó ninguna duda para lograr su pasaje a Amsterdam.

El vínculo con el deporte

Lourdes Siurano, junto a su compañero de rutina Farinatti.Lourdes Siurano, junto a su compañero de rutina Farinatti.

La relación de Lourdes con el taekwondo comenzó 15 años atrás, cuando comenzó a practicar el deporte en el colegio Fátima y fue progresando poco a poco: en noviembre de 2021 rindió un examen y obtuvo la categoría de tercer dan, de esa manera se convirtió en la primera mujer argentina con Síndrome de Down en lograrlo.

Entre los distintos galardones que ostenta, Lourdes es campeona argentina, sudamericana y ahora sueña también con subirse a lo más alto del podio del Mundial. Talento y convicción para lograrlo le sobran: quienes la conocen aseguran que es muy aplicada para entrenar y también muy competitiva a la hora de afrontar los torneos en los que participa.

Tengo una bolsa llena de medallas en mi casa, para mí es fácil practicar taekwondo, pero estoy un poquito nerviosa antes de disputar este Mundial”, le reconoce tímidamente Lourdes a Clarín en una videollamada realizada junto a su papá Julio.

Lourdes Siurano es la primera mujer argentina con Síndrome de Down en tener el rango de tercer dan.Lourdes Siurano es la primera mujer argentina con Síndrome de Down en tener el rango de tercer dan.

Su participación en esta Copa del Mundo de taekwondo adaptado será en dos categorías: Mixed Abilty, junto a su facilitador Hernán Farinatti -que tiene 17 años- y de manera individual en la modalidad “Formas“.

“Yo participo con ella: se trata de una rutina de 40 segundos en la que realizamos una secuencia de movimientos en la que Lourdes tiene que demostrar todo lo que sabe hacer: usamos palo, cuchillos e incluso ella rompe una madera“, detalla Farinatti.

En Formas la vecina muestra todos los movimientos de lucha que sabe realizar y lo realiza en forma individual: “A ella le encanta entrenar y realmente tiene una rutina muy bien armada para esta competencia“, agrega su compañero de equipo.

Esta no será la primera experiencia mundialista de Lourdes, que ya participó en el Mundial 2018 realizado en Tecnópolis, el predio estatal que está ubicado en Villa Martelli, Buenos Aires.

Además de dedicarse al taekwondo, la vecina de Castelar realiza otras actividades como pintura y zumba, pero también trabaja en la empresa Good Food que está ubicada en La Cantábrica -donde terminó de cursar la secundaria para adultos- por lo que su agenda es muy apretada y tiene que levantarse todos los días a las seis de la mañana para cumplir con todas las rutinas de su día.

En los fines de semana, Lourdes también se hace un tiempo para cultivar su relación con Dios y es monaguilla en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima.

Lo más importante a destacar para mí es que Lourdes tiene una voluntad enorme, ya sea para el trabajo como para el deporte: a ella le encanta entrenar y, en base a la experiencia que tiene, también se pone a pensar y planificar las rutinas que realizamos. Más de la mitad de la rutina que vamos a realizar la semana que viene en Amsterdam está pensada por ella”, cierra su compañero Frattini.

Fuente: Clarín

About Post Author