Con gran afluencia de público el Misionero de Pista tuvo un vibrante fin de semana

El Misionero de Pista tuvo una tercera fecha apasionante. Ante una multitud, que nuevamente colmó el Autódromo de Oberá, se vivieron grandes carreras y definiciones apasionantes. Las victorias fueron de Seidel, Urrutia, Mieres, De Lima y Alvez Correa.

Sin dudas que todas las disciplinas que fiscaliza la Femad vienen pasando un gran momento, y sorprende el apoyo del público en cada escenario. Hoy no fue la excepción y 2500 personas pagaron la entrada para ver la tercera fecha del Misionero de Pista que tuvo grandes carreras y definiciones apasionante. El público disfruto de grandes maniobras y calentaron las manos en el frío día aplaudiendo a sus pilotos. Se volvieron a ver las banderas de Ford y Chevrolet, algo que hacía mucho tiempo no pasaba y que era exclusivo de los trazados terrados y que ahora llegó a los trazados de asfalto.

La más impactante

La definición más impactante de la tarde fue la que protagonizaron Juan Pablo Urrutia (VW Gol) y Juan Pablo Pastori (Renault Clío). El obereño dominó gran parte de la final, pero a 3 vueltas del final su auto perdió rendimiento y se vino el Mosquita. Pastori buscaba por todos lados y lo intentó en la zona del retome, pero fueron al roce. Los dos autos quedaron en dos ruedas y Urrutia le pegó a los muñecos de goma rompiendo su trompa.

Faltaba una vuelta y Pastori en un gesto de caballerosidad le devolvió el puesto a Urrutia y lo fue a buscar de nuevo. Urrutia aguantó como pudo y le cerró todos los pasos a Pastori que llegó a menos de medio auto del ganador, para el delirio del público presente.

Pero no solo pasó en la final, Matías Garavano (Renault Clío) y Luciano Viana (Renault Clío) lucharon hasta el final y el último lugar del podio lo ocupó Viana en una gran maniobra.

Volvió Mieres

En el Turismo Pista Clase 1, el juvenil piloto Ezequiel Mieres (Fiat Uno) ganó de punta a punta pero supo aguantar al campeón Jorge Litwiñiuk (Fiat Uno) y al experimentado piloto Carlos “Indio” Mantilla (Fiat Uno).

En la vuelta 4, ingresó el auto de seguridad. En el reinicio de la carrera hizo que dejé más ajustada en el cual Mieres se pudo defender de su escolta la carrera final con más de 30 protagonistas en pista y un público expectante. Los cuatro primeros Mieres, Litwiñiuk, Mantilla y Johnson no se sacaban mayores diferencias en una carrera por más atrapante. Pero nadie pudo arrebatarle el liderazgo a Ezequiel Mieres quien consiguió su segundo triunfo de su carrera en el mismo circuito que el año pasado había logrado su primera victoria. Segundo se ubicó Carlos Mantilla quien pudo superar a Jorge Litwiñiuk sobre el final.

En el TCM, Martín Álvez Correa y Juan Ramón Dos Santos dieron un atractivo espectáculo en esta categoría que se está reiniciando con experimentados pilotos. El triunfo terminó siendo para Alvez Correa quien debutaba en la categoría, segundo Dos Santos, tercero, Rubén “Cacho” Ratoski.

Los fititos se dieron con todo

En la Copa Fiat 1.4, el piloto de Alem, José Luis De Lima con una gran maniobra pudo superar en el inicio a Marcelo Da Cruz en un duelo atrapante de los fititos. Tercero venía el líder del campeonato Guillemo Guidi y cuarto, el campeón Diego Bonda en ese comienzo carrera. Desde atrás y con gran ritmo se sumaban Marcelo Smichowski y el chaqueño Oscar Cervera.

A 6 vueltas del final, Guillermo Guidi y Diego Bonda buscaban avanzar se tocaron y Guidi quedó en medio de la pista lo que hizo ingresar nuevamente el auto de seguridad.

En el relanzamiento José Luis De Lima, hizo una diferencia y ganó en su regreso a la categoría después de 6 años de inactividad. Segundo quedó Marcelo Smichowski quien a pura chapa fue ganando lugares y saltó a la punta del campeonato con los puntos sumados. Tercero en pista llegó Diego Barchuk, pero su auto no pasó la técnica y así el chaqueño Oscar Cervera sumó un nuevo podio en Misiones. Vale destacar el trabajo de Osvaldo Angermeier, que largó 20 y terminó quinto en la final.

Seidel y un podio histórico

En el TC4000 Misionero, Cristian Grygorszyn (Chevrolet 400) a bordo de su Chevrolet 400 dominó las primeras vueltas de la final, pero un problema de bobina lo hizo abandonar. Tomó la posta Bananita Benítez, pero su Chevrolet también empezó a fallar. Así se vino desde atrás el piloto de Puerto Rico Ariel Seidel (Chevrolet), quien luego de 8 años volvió a la victoria para alegría de sus seguidores, que llegaron con bandera para alentarlo.

Primero en pista llegó Jorge Litwiñiuk (Chevrolet 400), pero fue recargado por un toque y quedó tercero. Así el obereño Jorge Báez apareció en toda su inmensidad y volvió al podio con su Chevrolet para alegría de los locales. Tres históricos del automovilismo misionero colmaron el podio de la categoría más histórica para cerrar una fecha inolvidable.

La próxima fecha correspondiente a la cuarta del año se correrá el 9 y 10 de julio en el autódromo Ciudad de Oberá.

Reconocimiento a ex combatientes y a un histórico de la FeMAD

Antes del inicio de las finales se realizó un acto homenaje a ex combatientes de Malvinas de Oberá por parte de la FeMAD, que fue acompañado por el Gobernador de la provincia Oscar Herrera Ahuad. Además la FeMAD reconoció la trayectoria de Alejandro Balmaceda quien cumplió 40 años colaborando con el automovilismo misionero.

Además del gobernador estuvieron Hugo Passalacqua, vicepresidente primero de la Cámara de Diputados de la provincia de Misiones, el Ministro de Deportes, Javier Corti integrantes de los cuatro clubes y la banda de música de la compañía de Monte 30 de Apóstoles. El Territorio