Denuncian que Nación redujo un 500% de provisión de combustible para el NEA

Nación habría reducido un 500% el combustible disponible en estaciones del NEA y denuncian que “es imposible” el abastecimiento. Según reveló un empresario transportista, Nación entrega 140 mil litros de combustible mensuales a las cuatro provincias del Noreste, pero esa cantidad es lo que “ocupa una estación de servicio en una semana”.

“El faltante no es porque llevan los hermanos de países limítrofes”, aseguró el empresario Juan Romero. La escasez de combustibles mantiene en alerta a empresarios de transporte y de la producción en general del Noreste Argentino, una de las regiones más afectadas por el faltante debido a los cupos que impone el gobierno nacional, según reveló a Previa Informativa, el empresario de camiones Juan Romero.

Según Romero, las últimas semanas del mes son las peores para conseguir combustible en el NEA, porque se entrega un cupo mensual que se consume en las primeras semanas. Así se torna crítica la situación de escasez de combustibles en las últimas dos semanas de casa mes.

De acuerdo con los datos difundidos por Romero, la escasez afecta a todo el NEA y el gobierno nacional está entregando 190 mil litros de combustible, una cifra exigua si se toma en cuenta que una sola estación de servicios vendía esa cantidad de combustible “en una semana”, de acuerdo con el empresario.

Romero contó que los empresarios del sector “nos estuvimos reuniendo en Virasoro para ir viendo qué hacíamos. El faltante de combustible nos preocupa porque ya no sólo afecta al transporte sino también a las distintas industrias locales”, sostuvo.

Según el empresario, la escasez de combustible afecta a todo el norte del país, “en todo el NEA. Estacioneros nos comentaban que a Dapsa” le dieron un cupo de 140 mil litros “para las cuatro provincias. Pero las estaciones ocupan (esta cantidad) en una semana. Es imposible que podamos abastecer con eso”, afirmó.

“Comúnmente, las estaciones de las que hablamos tenían un consumo de 1.080.000 litros y ahora les están dando 190 mil litros. Entonces el faltante no es porque llevan los hermanos de países limítrofes. Sino es porque no están dando el cupo suficiente. Y la demanda es muy importante”, enfatizó Romero. Y recordó que “de aquí sale toda la producción de madera hacia el centro del país”.

Vinculado a este problema, Romero se quejó porque las estaciones también aplican cupos a los camiones. “Algunas dan 60 litros, otras 80 o 100. Cada uno racionaliza de acuerdo a lo que le parece. Eso complica más porque un camión, necesita 600 litros. Y si en cada estación venden 3 mil o 4 mil litros y cortan. Hay camiones que pasan 3 o 4 días esperando para poder cargar y salir de viaje. Después tienen que ver cómo hacer para volver”, apuntó el empresario.

Asimismo, Romero advirtió que el sector del transporte se convirtió en “la financiera de los dadores de carga. Antes pagábamos a plazos de 15 – 30 días. Hoy lo tenemos que pagar al contado y esperar tenemos que esperar para cobrar el flete”, reveló.

Por otra parte, el empresario advirtió que al estar trabajando a un 50% de su capacidad, por el faltante de combustibles, “se nos va a complicar pagar las cargas sociales, los seguros y los sueldos”, planteó Romero.

“Sabemos que la situación del combustible es complicada porque en Paraguay el litro de combustible cuesta 260 pesos el litro, en Brasil 280 pesos y en Uruguay 400 pesos. Pero en Argentina está 130 pesos. Estamos muy baratos, pero necesitamos que haya combustible para que no se terminen afectando los demás sectores (productivos)”, analizó Romero, apuntando al problema del parate de industrias como aserraderos.

“A la larga” el faltante de combustibles “va a traer acarreado el faltante de mercaderías. Si no podemos salir de acá con maderas o con lo que sea al centro del país, no podremos volver con mercaderías. Entonces va a empezar a faltar la mercadería. Como todo se maneja por oferta y demanda, va a empezar a haber (sobre)demanda. Y va a subir el precio”, argumentó el empresario.

Respecto de las causas del faltante, el empresario admitió que puede haber especulación del sector de los estacioneros, que estarían presionando por una suba del precio local.

Sobre el final de la entrevista, Romero no descartó medidas de fuerza por parte del sector del transporte, aunque se mostró contrario a cortes de ruta, porque “somos trabajadores que estamos reclamando. ¿Será que nadie se hace eco de esto o sólo nosotros tenemos problemas? Necesitamos que nos pongamos de pie en el pedido de combustible para las provincias del norte”, finalizó.

Fuente: misionescuatro