KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

ECOLOGIA Ubajay, el duraznero de monte

El ubajay o ivá-hai, que en guaraní significa “fruta ácida”, también llamado “Duraznero de monte” (por la similitud a la forma de sus frutos), es un árbol de la familia de las Mirtáceas (al igual que la pitanga, la cerella, y la yabuticaba, entre otros). Actualmente su nombre científico es Eugenia myrcianthes, anteriormente se llamaba Hexachlamys edulis.

El ubajay es nativo de Paraguay, Uruguay, Brasil y Argentina. En nuestro país se la cita para Entre Ríos, Santa Fé, Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones. En Misiones es común observarla en la zona sur. Alcanza una altura de 12 m. y tiene un tronco grisáceo, tortuoso, lleno de surcos longitudinales y con muchas ramificaciones.

Las hojas son simples, opuestas, con peciolos cortos, más o menos lanceoladas y con el ápice agudo, las hojas jóvenes son pilosas mientras que las adultas no poseen pilosidad. Durante el otoño las hojas se desprenden del árbol, por eso se dice que las hojas son caducas, aunque en Brasil, donde el clima es más cálido las hojas pueden ser persistentes.

En agosto el árbol se llena de flores blanco amarillentas muy perfumadas y luego sigue la brotación de las nuevas hojas. Quienes transiten por los caminos o rutas del sur de Misiones en estos días de agosto podrán observar a esta especie en la plenitud de su floración ya que se distingue desde gran distancia a los árboles repletos de flores blanquecinas. Para los que circulan por Posadas, pueden observarlos en calle Marconi detrás del Hospital de Pediatría.

Los frutos maduran entre septiembre y octubre, son más o menos esféricos a subglobosos, de color amarillo, muy aromáticos, más o menos ácidos, con pequeños pelitos, la cáscara es delgada y contiene una a dos semillas.

No es recomendable plantar árboles de ubajay en veredas, ya que los frutos al caer en abundancia representan un peligro para los transeúntes y además la acidez de los frutos puede manchar las baldosas.

Los frutos se pueden consumir frescos o en forma de jugos. Se pueden elaborar dulces, mermeladas, almibares, también tienen potencial para preparar vinagres.

Medicinalmente se usa su fruta para combatir cálculos de la vejiga, y piedras nefríticas, la corteza se usa para combatir diarreas y disenterías. También es utilizado para combatir la tos y bronquitis, preparando un jarabe hirviendo hojas de Ubajay y unas frutas maduras. Cuando se retira del fuego se agrega miel.

Texto y fotos: Prof. José Radins