Familiares aseguran que el crimen de Analía Torres es un femicidio

Aún conmovidos por lo que ocurrió con Analía Pamela Torres, los familiares sostienen que sería su concubino el autor del triste desenlace. A su vez, remarcan que él está prófugo de la Justicia en Brasil y que anteriormente ejerció violencia sobre la víctima.

Sonriente, alegre y luchadora, así lo describe Tamara Medina a su hermana Analía que fue hallada sin vida el domingo en la calle Concordia del barrio Tres Esquinas de Oberá. “Estamos destrozados, ella tenía una vida por delante, solamente tenía 22 años”, dijo.

Tamara relató que días atrás fueron al Juzgado de Instrucción N°1 de Oberá, para declarar ante la Justicia y presentar pruebas de violencia de género que sufría la mujer por parte de su concubino identificado como Alejandro M. de B y que aún continúa prófugo.

Si bien el resultado preliminar de la autopsia realizada al cadáver, hasta ahora indicaría que la causa de la muerte es “indeterminada”, porque no se halló signos de violencia tanto externos como internos.

El cuerpo hallado en la casilla del inquilinato presentaba un avanzado estado de descomposición, por lo que también dificultó una determinación más certera de la causa del deceso.

En tanto, los familiares y amigos aseguran que Alejandro M. de 21 años sería el autor de la muerte de Analía. En ese sentido, explicaron que él era “extremadamente celoso” y que ya en una oportunidad anterior le había golpeado y que ella por temor y confiando que no volvería a agredir, no lo denunció.

“Yo conocía al muchacho, ella venía con él a mi casa. Siempre notaba cosas raras en la relación pero era su pareja. Una vez hacíamos pizzas y Alejandro comenzó a hacerle una escena de celos, estaba enfermo. Ella no podía salir a la esquina sin que él le autorice”, comenzó diciendo Tamara, una de las hermanas de Analía.

Asimismo, contó “estoy 100% segura que fue él. Anteriormente mi hermana me dijo que le había amenazado que si ella no estaba con él le iba matar y tirar al río”. Además, sostuvo “vino varias veces a mí casa golpeada. Yo le preguntaba qué le pasó y me respondía -peleamos-”. 

Hasta que una vez, tras haberse repetido una situación de violencia, Tamara aprovechó la oportunidad y sacó algunas fotos al rostro de Analía solamente “por las dudas”. Luego, revisando su galería encontró las imágenes y decidió presentarlas ante la  Justicia.

“Le dije -Ana vamos a sacarte una foto por las dudas- pero ella no quería y le sacamos igual. Tenía el ojo morado e hinchado y esa foto quedó en mi galería. El sábado fui al Juzgado y le mostré al Juez”, comentó.

Según reveló Tamara ellos se conocieron este año, habían tenido varias separaciones desde que se pusieron de novios pero que él siempre le rogaba e incluso arrodillaba para que vuelva. “Alejandro le hacía escándalo para volver”, dijo.

Tamara estima que, tras haber cometido el crimen, Alejandro cerró la pieza con llave y tomó el ómnibus de las 6 de la mañana hacia Puerto Rosario y luego cruzó hasta Brasil. En esa línea, sostienen que él continúa prófugo allí.

“Los vecinos me confirmaron que el miércoles a la tarde estuvieron juntos y el miércoles a la noche ya no se sabía nada de ella hasta el domingo”, dijo.

“Hasta que no encuentre al infeliz no voy a parar”

Con una voz quebrada, aun dolida por la muerte de su hermana, Tamara aseguró que no va parar hasta encontrar al infeliz” que le arrebató la vida a Analía. “Necesitamos Justicia, ella no se merecía esto, era una joven de 22 años con una hija de 5 años y con futuro”, subrayó.

Por estas horas, tanto la Policía de Misiones como las Fuerzas Federales de Brasil realizan  operativos de búsqueda para hallar al principal sospechoso. 

Por último, Tamara reveló que en los próximos días realizarán una marcha pidiendo Justicia y que el caso de su hermana no sea uno más del montón. “Lo que más lamentamos es que ella era joven, una hija hermosa y una vida por delante que se la quitaron sin sentido, queremos Justicia”, sentenció.

Fuente: Misione On Line

About Post Author