Adviento. Este domingo 28 se enciende la primer vela.

El domingo 28 de noviembre comenzará el Adviento, un tiempo de preparación para la Navidad. En muchas familias existe la tradición de colocar en el hogar una corona de adviento con cuatro velas que se encienden cada semana como signo de vigilia o espera.

El Adviento es el comienzo del Año Litúrgico. Tiene una duración de poco menos de un mes, ya que comienza el domingo 28 de noviembre y finaliza el 24 de diciembre. Dura los cuatro domingos anteriores a la Navidad y forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.

Origen del término
El término “Adviento” viene de “adventus”, expresión en latín que significa venida o llegada. El morado es el color característico utilizado en la liturgia de la Iglesia durante este tiempo. El Adviento tiene como objetivo avivar a los creyentes para la espera del Señor.
Cinco curiosidades que deberías saber sobre la Corona de Adviento
Tiene orígenes paganos
Aunque pueda parecer una sorpresa, la Corona de Adviento cuenta con un origen en la tradición pagana proveniente de Europa, que consistía en prender velas durante el invierno para pedirle al dios sol que regresara con su luz y calor.
Los primeros misioneros de la zona utilizaron esta tradición para evangelizar a las personas que vivían allí, enseñándoles que debían aprovechar esta Corona como medio para esperar al Señor.

Tiene una forma circular gracias al signo del amor de Dios
La Corona de Adviento recuerda que el amor de Dios, como la figura del círculo, no tiene principio ni fin, lo que refleja su unidad y eternidad. Esta es señal del amor que se debe tener hacia el Señor y al prójimo, que debe renovarse constantemente y nunca detenerse, como un círculo.
Las ramas verdes representan al Cristo vivo
Es muy común ver el color verde en esta época, ya que este representa la esperanza y la vida. Este color dentro de la corona de adviento nos recuerda que Cristo está vivo y se encuentra entre nosotros. La búsqueda más grande que debe tener un cristiano debe ser el llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre, así como el árbol y sus ramas.

Las cuatro velas representan cada domingo de Adviento
A medida que pasa el tiempo del adviento, se va prendiendo semana a semana una por una las cuatro velas, con una oración especial de por medio.

Estas velas permiten pensar al creyente sobre la oscuridad provocada por el pecado del día a día, que aleja al hombre de Dios. Las velas funcionan como la luz que ilumina todo el universo, como lo hizo Dios luego de la primera caída del hombre.

Por qué muchas veces una de las velas es rosa
La Corona de Adviento cuenta con tres velas moradas y una rosa, esta última se prende el tercer domingo de Adviento. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio. Con este espíritu es que debemos prepararnos para la llegada de Cristo. Mientras que la rosa representa el gozo y la alegría que siente cuando está cerca el nacimiento del Señor.

En algunas iglesias, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, se coloca en el centro una vela blanca, que simboliza el nacimiento y la llegada de Cristo.

Fuente MDZ