Incautaron en San Ignacio un vehículo robado en Buenos Aires

Fue un procedimiento realizado en forma conjunta por los efectivos de la división Robos Y Hurtos, dependientes de la Dirección Investigaciones Complejas, integrantes de la división Investigaciones de la Unidad Regional XIII, Dirección Drogas Peligrosas y Comisaría local sobre la avenida Cabral y Ruta Nacional 12, donde incautaron un automóvil Ford Ecosport que tenía pedido de secuestro por robo en la localidad de Marcos Paz, Provincia de Buenos Aires.

Los sabuesos realizaban tareas de inteligencia por la zona cuando observaron que la placa del vehículo, que estaba estacionado sobre las arterias mencionadas, presentaba ciertas anomalías. Así también, constataron mediante la base de datos de la DNRPA que el número de chasis y el grabado de los cristales no coincidían.

Pasados unos minutos, se acercó el propietario del rodado a quien se le informó el procedimiento realizado, y este afirmó que lo adquirió de buena fe hace meses atrás con las documentaciones pertinentes.

Tras consultas con el Juzgado de Instrucción N°2 de Jardín América, se secuestró el automóvil que fue sometido a pericias por el personal de la Dirección Verificación del Automotor, quien determinó el pedido de secuestro desde la mencionada localidad porteña. Finalmente, se lo trasladó a la Comisaría de Santa Ana para seguir con los trámites judiciales correspondientes.

About Post Author

Incautaron en San Ignacio un vehículo robado en Buenos Aires.

Fue un procedimiento realizado en forma conjunta por los efectivos de la división Robos Y Hurtos, dependientes de la Dirección Investigaciones Complejas, integrantes de la división Investigaciones de la Unidad Regional XIII, Dirección Drogas Peligrosas y Comisaría local sobre la avenida Cabral y Ruta Nacional 12, donde incautaron un automóvil Ford Ecosport que tenía pedido de secuestro por robo en la localidad de Marcos Paz, Provincia de Buenos Aires.

Los sabuesos realizaban tareas de inteligencia por la zona cuando observaron que la placa del vehículo, que estaba estacionado sobre las arterias mencionadas, presentaba ciertas anomalías. Así también, constataron mediante la base de datos de la DNRPA que el número de chasis y el grabado de los cristales no coincidían.

Pasados unos minutos, se acercó el propietario del rodado a quien se le informó el procedimiento realizado, y este afirmó que lo adquirió de buena fe hace meses atrás con las documentaciones pertinentes.

Tras consultas con el Juzgado de Instrucción N°2 de Jardín América, se secuestró el automóvil que fue sometido a pericias por el personal de la Dirección Verificación del Automotor, quien determinó el pedido de secuestro desde la mencionada localidad porteña. Finalmente, se lo trasladó a la Comisaría de Santa Ana para seguir con los trámites judiciales correspondientes.

About Post Author