Una madre y un desesperado pedido de ayuda para sacar a su hijo de las drogas

Rosa, una ciudadana eldoradense se comunicó con un medio de comunicación provincial con un desesperado pedido de ayuda,  “Hola soy Rosa Fátima Teles Pereira madre de Cristian Sebastian Moya de 23 años, soy de Eldorado Provincia de Misiones Km8 Barrio Malvinas, tengo problema por las drogas en mi pueblo con mi hijo”, fue lo que textualmente dijo, seguido de comentar la historia escrita en el siguiente párrafo.

La mujer hace tres años, busca incansablemente ayuda para que el joven sea internado en un centro de rehabilitación.

“Me vendió hasta la cama”, dice con voz entrecortada Rosa Pereira mientras continúa realizando trámites para que su hijo pueda ser internado en un centro de rehabilitación, ya que hace más de tres años consume drogas, “empezó con marihuana, ahora consume paco, que en el barrio venden en los kioscos como caramelos”, manifestó la mujer que vive en Eldorado.
Cristian tiene 23 años, actualmente está internado en una clínica privada en Posadas, “lo trajimos ayer, me cobraron 35.000 pesos por 15 días, esa plata la junté porque gente de Eldorado colaboró para que pueda internarlo”, dice la madre.
La mujer dijo que “hace tres años que estoy luchando con él. Antes consumía marihuana. Para la pandemia viajé a Salta porque falleció mi marido, cuando volví no encontré nada”.

Cuando ya no sabía adonde más pedir ayuda, Rosa realizó la denuncia, tras la cual el juez ordenó que el joven sea internado en una clínica privada de Posadas, pero cuando llegaron a la institución no lo recibieron. Ese mismo día volvió al hospital SAMIC de Eldorado donde siguió internado con custodia policial y ayer por la tarde lo volvieron a derivar, esta vez a otro sanatorio también privado en la capital misionera, mientras su madre continúa buscando un lugar donde pueda realizar el tratamiento de forma completa.
La madre del joven no tiene recursos para pagar una clínica privada. Además agregó, “Cristián tenía una novia que está embarazada de 8 meses y medio. La chica también estaba consumiendo, y cuando se enteró del embarazo dejó de consumir y está al cuidado de los padres”.

Fuente: Misión Solidaria.

About Post Author