En septiembre llovió solo el 52% de lo previsto y seguirá el déficit

Sigue el déficit de lluvias en la provincia de Misiones y la región. Todos los meses los organismos meteorológicos realizan proyecciones de lo esperado en materia climática con base en registros históricos. En ese sentido, según la Dirección de Meteorología y Prevención de Riesgos Naturales (Opad) para este mes preveían la caída de hasta 145 milímetros en la capital misionera y zona Sur, sin embargo hasta ayer había llovido 76 milímetros, un 52% de lo esperado para septiembre. A su vez, el déficit es aún mayor en el Norte misionero.

Si bien para hoy, mañana y el jueves se espera clima inestable, no será suficiente para revertir el panorama que aqueja a la región desde hace más de un año.

Hasta la fecha se precipitaron en la zona capital 985 milímetros en lo que va del 2021 y deberían llover hasta diciembre 1.800 milímetros.

De esta manera, para lo que resta de septiembre, octubre y noviembre el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) adelantó que la tendencia en todo el Litoral es que haya lluvias en un rango “inferior a lo normal” y temperaturas dentro del rango “normal” para la época del año.

Ríos
Por otro lado, en lo que respecta a la situación de los ríos, la perspectiva es que continúen a la baja. Según el último informe del Instituto Nacional del Agua (Ina) para el río Paraná, “la tendencia climática, con horizonte en el 30 de noviembre, presenta un panorama en general desfavorable. No obstante, vale considerar la posibilidad de lluvias normales sobre la región, de manera de producir un alivio eventual de corto plazo. La futura evolución hidrométrica dependerá fuertemente de las lluvias sobre la parte de cuenca de respuesta más rápida, la cuenca no regulada (sin represar). De no registrarse tales eventos la tendencia continuará siendo predominantemente descendente”.

Y sobre el río Iguazú, afluente del Paraná, “la tendencia climática actualizada con horizonte en el 30 de noviembre asume un panorama desfavorable. No se esperan eventos persistentes que puedan aliviar sensiblemente la situación de escasez y bajante extrema que predomina en la región”.

Por su lado, desde la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) emitieron un informe sobre el estado de situación en el embalse.

“Durante la última semana el caudal afluente promedio del río Paraná fue de 7.800 metros cúbicos por segundo, con valor máximo de 9.000 y mínimo de 6.400 metros cúbicos por segundo”, explicaron y agregaron: “Los caudales en Yacyretá para los próximos días estarán acordes a la operación de las centrales hidroeléctricas aguas arriba, y a la evolución real de las precipitaciones pronosticadas sobre su cuenca de aporte”.

“El sistema de embalses emplazados en la cuenca del río Paraná, en territorio brasileño, se encuentran con un almacenamiento ponderado próximo al 26% (muy por debajo de lo normal), para el mismo período del año pasado, el almacenamiento ponderado se encontraba próximo al 43%”, dijeron.

Y sumaron: “Queda claro entonces el carácter del déficit hídrico existente en la actualidad y el período de recarga deficitario de los grandes reservorios de regulación situados en la cabecera de la cuenca”.

Si bien destacan que a mediados de agosto se registró un incremento de caudales afluentes a Yacyretá, el cual se mantuvo hasta mediados de septiembre, sostienen que dicho incremento puede correlacionarse con la utilización de los recursos hídricos disponibles en los embalses de los diferentes ríos de aporte a la cuenca vinculada con la necesidad de atender la demanda energética.

“A partir de la segunda quincena de septiembre se observa un descenso de los caudales afluentes a Yacyretá y para las próximas semanas se prevé que la tendencia de caudales afluentes a Yacyretá continúe en descenso”, finalizaron.

En cifras

76Hasta ayer se acumulaban 76 milímetros en Posadas según la Opad, cuando lo previsto para este mes son 145 milímetros de lluvias.

About Post Author