Un hombre de 33 años que había sido reportado como desaparecido apareció muerto en el río Paraná

Un hombre de 33 años que había sido denunciado en Puerto Iguazú como desaparecido fue hallado muerto en la costa paraguaya del río Paraná ayer.
Según la denuncia que había hecho la familia, el hombre se habría trasladado a Montecarlo con intenciones de cruzar clandestinamente al país vecino para verse con un amigo.

Justamente frente a esa localidad se produjo el hallazgo. Se trata de Ezequiel Amarú Müller, quien estaba siendo buscado desde el jueves. Ahora, desde la Provincia de Misiones van a colaborar con las gestiones para repatriar el cuerpo, según pudo establecer un diario provincial.

Los primeros reportes del vecino país indican que el joven habría sufrido una muerte violenta, ya que tenía lesiones punzocortantes en la espalda. Sin embargo, todo esto deberá ser corroborado por la correspondiente autopsia, debido a que podrían tratarse de heridas causadas por peces.

Operativo y hallazgo

El hallazgo se produjo ayer por la tarde, cerca de las 17, y estuvo a cargo de efectivos de la Policía Paraguaya. Los uniformados hallaron el cuerpo sin vida de un hombre flotando en la costa, en jurisdicción de Colonia San Lorenzo, en el departamento de Itapuá.

Según las características y los datos recabados se trataría de Müller, quien era buscado en la provincia a raíz de la denuncia que radicó su madre el pasado 23 de septiembre en la Seccional Primera de Puerto Iguazú.

El informe policial indica que el cuerpo de sexo masculino tiene un tatuaje de dragón en la espalda, vestía un pantalón jeans y una remera negra. En uno de los bolsillos tenía 510 pesos y el DNI por el cual lo identificaron los policías de Colonia San Lorenzo.

La denuncia de la desaparición del joven fue asentada por la madre de Müller, Mónica Borras, quien manifestó que lo último que supo de su hijo es que estaba en la costa del río Paraná, en la localidad de Montecarlo, esperando a un canoero que lo iría a pasar al lado paraguayo, donde se encontraría con un amigo.

La mujer indicó que la última conexión de su hijo fue el martes cerca de las 20, pero desde ese momento no supo nada y temía lo peor.

En el documento emitido por los efectivos policiales que encontraron el cuerpo sin vida se detalla que el médico forense que examinó el cuerpo determinó que el mismo tenía dos heridas de arma blanca en la espalda, un corte en el rostro y se encontraba en avanzado estado de descomposición.

Según pudo averiguar este medio, la madre del Ezequiel se encontraba en la localidad de Montecarlo buscando a su hijo y se enteró del hallazgo del cuerpo. Ahora, espera poder repatriarlo y avanzar en establecer qué le sucedió.