El niño que sobrevivió al accidente de teleférico en Italia fue secuestrado por su abuelo

El niño que sobrevivió al accidente ocurrido en mayo pasado, cuando la cabina de un teleférico cayó al vacío en el norte de Italia y murieron 14 personas, ha sido secuestrado por su abuelo, que lo ha trasladado en un avión privado a Israel, donde vive su familia materna, revelan hoy medios locales.

La fiscalía de Pavia (norte) ha abierto una investigación tras la denuncia del secuestro este sábado del pequeño Eitan, como se le conoce en Italia, donde se convirtió en un símbolo de esperanza tras la tragedia sufrida por su familia y el resto de ocupantes de la cabina que cayó al vacío entre el monte alpino de Mottarone y la localidad de Stresa el pasado 23 de mayo.

Gravemente herido, Eitan pasó varias semanas en un hospital de Turín.

El niño, que había perdido a sus padres y su hermano en el accidente y estaba a cargo de su tía paterna, ha estado en el centro de una batalla por la custodia durante meses, después de que la familia materna la hubiera reclamado desde Israel.

Sanitarios italianos en un hospital de Turín. EFE/EPA/TINO ROMANO
Sanitarios italianos en un hospital de Turín. EFE/EPA/TINO ROMANO

Eitan fue confiado a su tía paterna por el tribunal de menores de Turín, en tanto que su familia materna tenía derecho a visitarlo. La justicia italiana también ordenó que esta última devolviera un pasaporte del niño en su poder.

Fue la tía del pequeño la que denunció este sábado ante la policía que su abuelo materno, que se había mudado a Italia después de la tragedia, no entregase al menor en su casa a la hora prevista tras una visita permitida por el juez, según “il Corriere della sera”.

Las primeras investigaciones de la Policía de Pavía concluyeron que el abuelo y el menor habían embarcado en un vuelo privado en el que el niño pudo subir porque tenía su pasaporte, lo que permitió la expatriación, añade el diario, que explica que la confirmación del aterrizaje del avión en Israel “ha llegado por vía diplomática”.

En una entrevista, este domingo, a la Radio 103 israelí, su tía materna, Gali Peleg, justificó su retorno a Israel. “No lo raptamos (…) lo trajimos a casa. Tuvimos que hacerlo puesto que no teníamos información sobre la salud física y mental de Eitan”, explicó.

 EFE/Nadeem Khawer/Archivo
EFE/Nadeem Khawer/Archivo

“Lo hemos traído a casa, como querían sus padres, o sea, volver al hogar, pero tuvieron que retroceder a causa del coronavirus, sin embargo, cuando estuvieron aquí meses atrás, hablamos con ellos sobre el retorno”, afirmó.

”La noticia conmociona a todos y nos causa gran preocupación. Ha sido arrancado de la familia con la que creció, de los médicos que lo tratan, de una forma traumática que puede desestabilizarlo”, dijo el abogado Armando Simbari.

El presidente de la comunidad judía de Milán (norte), Milo Hasbani, condenó “este acto que viola las leyes italianas e internacionales”. “Esperamos que el caso se resuelva lo más pronto posible de acuerdo a la sentencia del tribunal de menores”, añadió en un comunicado de los abogados de la familia italiana.

Italia estuvo pendiente durante semanas de la evolución del pequeño Eitan, que tras el accidente estuvo ingresado en la unidad de Cuidados Intensivos del hospital Regina Margherita de Turín (norte) debido a las lesiones antes de ser trasladado a planta y comenzar un programa psicológico tras la tragedia que sufrida.

EFE / EPA / SERVICIO ITALIANO DE BOMBEROS Y RESCATE
EFE / EPA / SERVICIO ITALIANO DE BOMBEROS Y RESCATE

El pasado 10 de junio después fue dado de alta y se fue a vivir con su tía, tras ser informado de la muerte de sus padres.

La Justicia italiana investiga por el accidente a doce personas y dos sociedades, acusadas de homicidio múltiple doloso, desastre por negligencia y eliminación de herramientas para evitar accidentes de trabajo, después de que el jefe de operaciones del teleférico admitiese que desactivó el sistema de frenado, para evitar cerrar la instalación, lo que originó la caída.

(con información de EFE y AFP)

About Post Author