Iguazú: El Parque Nacional recibió 36.076 visitantes en julio

El destino Iguazú se preparó y aguardó con grandes expectativas la temporada invernal para el desarrollo de la actividad turística. En ese aspecto, larga ha sido la preparación para poder volver a recibir turistas, para poder atenderlos y brindarles seguridad en todo momento.

La capacitación, y consecuentemente, la periódica actualización han sido los ejes de trabajo que se han perseguido durante los meses precedentes; logrando así una ciudad segura, que no hace más que resaltar sus cualidades intrínsecas: amplios espacios verdes, naturaleza, sustentabilidad y recreación. A todo ello se suma una extensa campaña de vacunación que, hoy podemos mencionar, encuentra al 100 por ciento de la población ligada a la actividad inoculada con al menos una dosis.

Esta planificación trajo aparejada consigo una apertura en torno al 73 por ciento de la oferta hotelera, y de ese total la ocupación final del mes cerró en el 43 por ciento. Lo destacable es el ascenso en cuanto a la estadía promedio, que pasó de 3,5 a 3,9 noches, registrando también, picos de hasta 6 noches, evidenciando así una preferencia por viajes de mayor estancia.

Cabe destacar que, la ponderación de visitantes estuvo liderada por los misioneros, priorizando así los viajes de cercanía, y seguido de los visitantes de Buenos Aires, que evidencian la escalonada recuperación de lo que será la actividad a medida que, como se va viendo, se flexibilicen los viajes pospandemia.

En ese marco, los ingresos al Parque Nacional Iguazú finalizaron el mes en 36.076 visitantes, arrojando así un promedio diario de 1.138. Estos números, acumulan y reflejan 160.000 ingresos a cataratas en lo que va de los primeros 7 meses del año.

Vemos, como poco a poco la actividad en el destino se empieza a desarrollar. La gastronomía, los comercios, la hotelería, los atractivos y los agentes; empiezan a desarrollar sus actividades y, junto a ellos, estamos expectantes respecto a lo que vendrá. Contamos con un destino seguro que, además, como bien se mencionó, tiene a su población ligada a la actividad totalmente inmunizada, lo que hace posible una recepción y disfrute seguro por parte de los turistas, informaron desde el destino.

Estamos muy contentos con el desarrollo de la temporada invernal, realmente fue muy buena a pesar del contexto. Hubo un compromiso muy fuerte por parte de todo el sector turístico, lo que transmitió mucha seguridad y confianza a los turistas que nos visitaron. Creemos que la estrategia de mostrar Iguazú como destino seguro fue acertada, el desafío es seguir trabajando en este sentido y que el turista siga viendo a Iguazú como destino seguro todo el año”, señalaron desde el sector

El destino Iguazú se preparó y aguardó con grandes expectativas la temporada invernal para el desarrollo de la actividad turística. En ese aspecto, larga ha sido la preparación para poder volver a recibir turistas, para poder atenderlos y brindarles seguridad en todo momento.

La capacitación, y consecuentemente, la periódica actualización han sido los ejes de trabajo que se han perseguido durante los meses precedentes; logrando así una ciudad segura, que no hace más que resaltar sus cualidades intrínsecas: amplios espacios verdes, naturaleza, sustentabilidad y recreación. A todo ello se suma una extensa campaña de vacunación que, hoy podemos mencionar, encuentra al 100 por ciento de la población ligada a la actividad inoculada con al menos una dosis.

Esta planificación trajo aparejada consigo una apertura en torno al 73 por ciento de la oferta hotelera, y de ese total la ocupación final del mes cerró en el 43 por ciento. Lo destacable es el ascenso en cuanto a la estadía promedio, que pasó de 3,5 a 3,9 noches, registrando también, picos de hasta 6 noches, evidenciando así una preferencia por viajes de mayor estancia.

Cabe destacar que, la ponderación de visitantes estuvo liderada por los misioneros, priorizando así los viajes de cercanía, y seguido de los visitantes de Buenos Aires, que evidencian la escalonada recuperación de lo que será la actividad a medida que, como se va viendo, se flexibilicen los viajes pospandemia.

En ese marco, los ingresos al Parque Nacional Iguazú finalizaron el mes en 36.076 visitantes, arrojando así un promedio diario de 1.138. Estos números, acumulan y reflejan 160.000 ingresos a cataratas en lo que va de los primeros 7 meses del año.

Vemos, como poco a poco la actividad en el destino se empieza a desarrollar. La gastronomía, los comercios, la hotelería, los atractivos y los agentes; empiezan a desarrollar sus actividades y, junto a ellos, estamos expectantes respecto a lo que vendrá. Contamos con un destino seguro que, además, como bien se mencionó, tiene a su población ligada a la actividad totalmente inmunizada, lo que hace posible una recepción y disfrute seguro por parte de los turistas, informaron desde el destino.

Estamos muy contentos con el desarrollo de la temporada invernal, realmente fue muy buena a pesar del contexto. Hubo un compromiso muy fuerte por parte de todo el sector turístico, lo que transmitió mucha seguridad y confianza a los turistas que nos visitaron. Creemos que la estrategia de mostrar Iguazú como destino seguro fue acertada, el desafío es seguir trabajando en este sentido y que el turista siga viendo a Iguazú como destino seguro todo el año”, señalaron desde el sector

About Post Author