El radicalismo salió fuerte a defender a Facundo Manes y le avisa al PRO que le disputará el liderazgo opositor

La interna en Juntos por el Cambio entró en una etapa de ebullición. La coalición tendrá PASO reales en 17 provincias pero la pelea en la provincia de Buenos Aires nuevamente se convirtió en la madre de todas las batallas.

En el Pro le apuntaron los cañones a Facundo Manes y el radicalismo salió en bloque a defenderlo. No fue algo aleatorio: está acordado entre las figuras del centenario partido que sellaron un acuerdo: a Manes se lo defiende porque, básicamente, se convirtió en el eje central de la estrategia real de la Unión Cívica Radical.

Ellos mandan a Lilita Carrió a embarrar la cancha y piden bajar la tensión. Si quieren jugar una interna que la jueguen en serio porque nosotros la vamos a jugar igual”, señaló un dirigente radical. Y todo esto mientras circula un borrador de buenas prácticas para la campaña.

Todo comenzó porque Manes hizo referencia al uso de fondos públicos de la Ciudad para financiar la campaña de Diego Santilli en la provincia de Buenos Aires. El postulante dijo que no iba a contestar “chicanas” pero atrás salió Carrió a señalar como “mentiroso” al candidato radical. Esto puso en marcha el pacto radical que entiende que atrás de esto está Horacio Rodríguez Larreta. Y el encargado de hacerlo esta vez fue Gerardo Morales.

“Horacio Rodríguez Larreta es el único responsable de la campaña para desprestigiar a Facundo Manes”, soltó el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. “Si hubiera ingresado a la política por el PRO no habría problema. Creo que deberían parar con esta campaña de ataque a Facundo”, agregó.

El senador Luis Naidenoff le dijo a Infobae que Manes “es un activo muy importante en la provincia de Buenos Aires y eso generó un ruido muy importante en el Pro que está redefiniendo sus liderazgos. En ese escenario algunos dirigentes apuestan a la herramienta del agravio que no se condice con la responsabilidad que asumió Manes en ser candidato en la provincia de Buenos Aires”.

Para el senador radical, lo que se esconde en los ataques del Pro al neurocientífico es “un temor fundado en que Manes se puede imponer en la provincia. Y si lo siguen atacando lo seguiremos defendiendo”.