Ministerio de Salud

Reunión virtual entre el Ministerio de Salud de la Nación y el equipo del Fondo Ruso de Inversión Directa para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina

Tras la polémica por la divulgación de la carta de la asesora presidencial Cecilia Nicolini al gobierno de Vladimir Putin, en la que la funcionaria admitió la gravedad de la crisis por la falta de dosis de Sputnik V, las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación e integrantes del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) mantuvieron hoy una reunión virtual y ratificaron que “continuarán trabajando en conjunto” para acelerar la entrega del segundo componente de la vacuna rusa a la Argentina.

Así lo revelaron el RDIF y la cartera de Salud en un comunicado de prensa conjunto: “Reafirmamos nuestro trabajo conjunto para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina. Confiamos en que resolveremos todos los problemas de manera positiva y que continuaremos con el compromiso asumido”, indicaron.

Y agregaron: “Como resultado de nuestro compromiso, logramos impulsar la producción local y ya tenemos casi dos millones de dosis de ambos componentes aprobados o en proceso de aprobación para su pronta distribución. La producción en el país convierte a la industria farmacéutica argentina en un líder regional, capaz de proveer medicamentos de alta calidad y generar empleo”.

“Nuestro principal objetivo y compromiso es trabajar para minimizar el impacto de la pandemia vacunando a la mayor cantidad de personas lo antes posible, y seguiremos haciendo nuestro máximo esfuerzo para lograrlo”, concluyeron en el comunicado conjunto enviado esta tarde a LA NACION.

El Fondo Ruso de Inversión Directa emitió hoy su propia declaración, en la que manifestó que recibe “con agrado la declaración del Ministerio de Salud de Argentina comunicando que la cooperación en el marco del contrato existente sobre el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina continúa y no hay planes para revisar o rescindir el contrato”.

En la nota dirigida al Fondo Ruso, revelada por Carlos Pagni, Nicolini le reclamó a Rusia que cumpla con las obligaciones asumidas –a riesgo de romper el contrato–. La funcionaria no duda en exponer la angustia del Gobierno ante la falta de vacunas y, sobre todo, la urgencia por acceder al segundo componente de la Sputnik V, que aún esperan seis millones de adultos mayores, a los que se les dio prioridad con la primera dosis.

La divulgación de la carta que la asesora presidencial dirigió al Fondo Ruso de Inversión Directa impactó en el corazón del discurso oficial, que busca mostrar los hitos del plan de vacunación. El vocero del gobierno de Putin, Dmitri Peskov, admitió “un retraso” en la entrega de dosis a la Argentina, pero dijo que los compromisos “serán cumplidos”. Sin embargo, reiteró que la prioridad es la campaña de vacunación en su país. “En lo que se refiere a las obligaciones con los mercados del exterior, incluida la Argentina, éstas indudablemente serán cumplidas”, indicó Peskov, según consignó la agencia EFE.

Reacción opositora

Ayer, los bloques parlamentarios de oposición, entre ellos el de Juntos por el Cambio, exigieron al Gobierno que dé explicaciones en el Congreso sobre el trasfondo de la negociación por la compra de vacunas y anunció que impulsará una comisión investigadora.

La citación de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y Nicolini fue motorizada por Carmen Polledo, vicepresidenta de la Comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara baja, y dirigida al titular de ese cuerpo, el tucumano Pablo Yedlin. El pedido elaborado por los diputados plantea que la carta de Nicolini expone “un tono inusual, en el que se mezclan amenazas y súplicas, se reconoce un estado de situación muy grave, especialmente respecto de nuestros adultos mayores, y la existencia de intereses extrasanitarios en el proceso de adquisición de vacunas”.

Pero la asesora presidencial también da cuenta del interés político de Fernández por anunciar, el Día de la Independencia, la validación de las dosis producidas localmente por el laboratorio Richmond y, en un giro que despertó suspicacias, recuerda el apoyo de la Argentina para el “éxito” del proyecto ruso, los incumplimientos y las posteriores negociaciones con los Estados Unidos.

“Da escalofríos. Millones sin segunda dosis y la confesión de los acuerdos ideológicos”, dijo a LA NACION la presidenta de Pro, Patricia Bullrich. “La decisión de no firmar con Pfizer y apostar a Rusia fue de Ginés González García, Alberto Fernández y Cristina Kirchner”, agregó.

La explicación de Nicolini

“El contenido de la carta es cierto, sí, por supuesto”, confirmó Nicolini sobre el correo que envió en reclamo de vacunas a Rusia. “No es una amenaza”, agregó la funcionaria en una entrevista con Radio Con Vos, en cuanto a la posibilidad que deslizó en el texto de rescindir el contrato con el Fondo Ruso de Inversión Directa, aunque reconoció que sigue abierta la alternativa de cancelar el acuerdo. Nicolini remarcó que luego del escrito “se va avanzando en diferentes alternativas” y agregó: “Recibimos más de medio millón del componente dos y Richmond [también] recibe para hacer el componente”

About Post Author