Misiones: El índice de siniestros y víctimas fatales no logra bajar

Según el último informe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) Misiones se ubica en el cuarto lugar, a nivel país, de siniestros fatales y víctimas fatales, al cabo del primer semestre. Además, se sitúa segunda en la segmentación de jurisdicciones con índices de mayor siniestralidad fatal, detrás de Santiago del Estero, lo que “requiere de acciones inmediatas de legislación” y su puesta en práctica a nivel provincial y capitalino, según los especialistas.

El especialista en seguridad vial e integrante del Consejo Provincial de Seguridad Vial, Luis Di Falco, afirmó: “Que Misiones ocupe el cuarto lugar en el informe de siniestralidad no me sorprende, es algo que se viene repitiendo mes a mes desde que empezó el año. Comparativamente tenemos los mismos números del año pasado, la única diferencia es que ahora estamos casi sin pandemia en cuanto a circulación. Hace muchos meses que hay intensa circulación en las calles, avenidas y rutas, no tenemos las limitaciones que teníamos desde marzo del año pasado”.

Di Falco opinó que el rango de edad de quienes protagonizan los siniestros viales, no tiene que ver con la nocturnidad y que para cambiar las cifras actuales lo que debe hacerse es “trabajar mucho más. El secreto es la constancia, ser persistente con esto, hay que cambiar un poco la educación, la prevención, los controles para poder obtener resultados diferentes porque si seguimos haciendo lo mismo, vamos a tener el mismo resultado”.

Cuestiones legislativas

También Di Falco apuntó que avanzar en la legislatura misionera con el Alcohol “0” es importante e incluso contó que “tenemos un proyecto presentado ya desde el año pasado relacionado también con otras cuestiones como la educación, la prevención, el uso de los sistemas de retención infantil porque tenemos la adhesión a la ley nacional pero no una reglamentación provincial ni local, en la ciudad de Posadas, y mucho menos en la gran mayoría de los municipios de Misiones”.

Agregó que “hay cosas tan básicas, como el uso de las sillitas, cuáles son las que efectivamente sirven y demás, que tendrían que hacer la diferencia porque los chicos aprenden desde el preescolar que deben ir atrás en el auto y en la sillita. En la calle vemos motocicletas hasta con tres, cuatro y hasta con siete personas arriba, así lo vi y tengo documentación. Vehículos de alta gama, baja gama, 4×4 con chicos en la parte de carga, o en la parte de adelante en brazos de los padres, no tiene que ver con el dinero sino con la educación”.

Auto y moto escuelas

Di Falco aclaró que “integro el Comité Asesor del Consejo Provincial de Seguridad Vial pero no tengo la capacidad de generar la obligatoriedad en cuanto a lo que se necesita, pero sí constantemente estoy sugiriendo para que los Concejos Deliberantes y municipalidades tengan una forma diferente de hacer las cosas en materia de seguridad vial”.

En el mismo sentido indicó que “no tenemos en Posadas reglamentado el tema de las autoescuelas, ni tampoco moto-escuelas, pero motocicletas en Misiones son más de 250 mil. La gente aprende a manejar las motos como sea, donde sea, se cae, se lastima, cuando podría hacerse de manera reglamentada, más segura, tratando de mejorar esas situaciones. Lo mismo con las autoescuelas, que en otras provincias sí están reglamentas al igual que en otros países. ¿Porqué vamos a esperar que el Estado lo solucione todo, si hay particulares que pueden y quieren hacerlo de otra manera?”.

Remarcó que “hay mucho por resolver en materia de legislación, una larga lista de cosas que urgen para cambiar las estadísticas que hoy tenemosporque si no sucede es que se le echa la culpa a la gente, que no sabe manejar, que el gran porcentaje de los accidentes son por errores humanos y nos quedamos con eso.

“No tenemos en cuenta que cuando la gente aprende y rinde el examen para obtener la licencia, interacciona con el Estado y en eso estamos fallando”, remarcó Di Falco.

Lugares cerrados ideales, pero irreales

Consultado si habría que cambiar el esquema de lo que se le enseña a quien va a obtener la licencia de conducir, el especialista en seguridad vial reconoció que “hay que ver las formas y cambiar de fondo muchas cosas porque no puede tomarse un examen sin tener en cuenta varios aspectos. Tenemos un lugar acá en Posadas, por ejemplo, que es de referencia para gente del interior, donde uno va sube al auto, recorre un pequeño predio, no se cruza con nadie, no interactúa con nadie caminando, en bicicleta, en auto, no sabemos qué puede llegar a ocurrir cuando se enfrenten a una situación real, si va a acelerar, frenar o cómo puede reaccionar ese futuro conductor. Hacer las prácticas únicamente en esos lugares que son cerrados y no hay interacción con nadie es correr menos riesgos, sí, pero el riesgo está en la calle”.

Agregó que “la gente tiene que prepararse para enfrentar y responder ante esas situaciones cotidianas, no en situaciones ideales donde no te cruzas con nadie. Y lo único que en algunas municipalidades les preguntan es si le pasan el mate al conductor con qué mano agarraría, con la izquierda o la derecha. Entonces ¿nos vamos a preocupar en el mate que toma la gente o en que esté capacitada en todo sentido?”, reflexionó.

About Post Author