Apóstole: Investigación por un rapto de una niña de 11 años

De acuerdo a manifestaciones públicas de sus familiares, la menor estuvo cautiva desde las 20 del pasado sábado hasta las 3 de ayer, cuando llegó a su domicilio, ubicado en un barrio de la localidad de Apóstoles.

Por orden de la Justicia y teniendo en cuenta los protocolos por delitos contra la integridad sexual, la pequeña fue trasladada al hospital central de Posadas, a los efectos de realizarle exámenes médicos ginecológicos a cargo del Cuerpo Médico Forense. De esta manera se podrá determinar si la niña fue víctima de abuso sexual por parte de quienes la secuestraron.

Según se desprende de los dichos de su progenitora en redes sociales, fueron al menos dos los hombres que la raptaron y la mantuvieron privada de su libertad durante unas siete horas.

Si bien no trascendieron por el momento detalles acerca de las circunstancias y de cómo fue interceptada y llevada a la fuerza, se supo que la menor pudo escapar y regresar a su hogar por sus propios medios. Tampoco se supo aún el lugar donde la tuvieron encerrada y buscan posibles testigos que puedan aportar mayores datos acerca de los autores del hecho. En ese sentido también se apela a la comunidad local con respecto a cualquier dato que pueda ser de interés en dicha investigación.

La madre de la niña afirmó entre otras cuestiones que su hija presentaba “marcas en el cuello”, que se cree fue producto de los forcejeos con los malvivientes que la raptaron. En una red social, la mujer agregó que “fue secuestrada por dos hombres que son del mismo barrio” y que actualmente se encuentra “internada y haciéndose exámenes. Ahora estamos esperando partes médicos y esperando que se recupere para que pueda dar su declaración de este momento horrible que pasó”.

Luego agradeció a todos aquellos que colaboraron en la búsqueda de su hija mientras estuvo desaparecida. Y les pidió que “se cuiden y cuiden a los chicos que ellos pasan situaciones horribles en esta vida por animales como estos. Deben pagar por todo el daño que le hicieron a mi hija. El infierno se merecen, justicia por todas las niñas que pasan por esto”, exclamó.

Un dato relevante es que la menor, según los dichos de su madre, conocería los rostros de los dos hombres que la raptaron, lo que reforzaría la teoría de que serían de su mismo barrio.

La niña tras los exámenes para determinar si fue o no abusada, brindará su testimonio en Cámara Gesell, donde los pesquisas podrán contar con mayores datos del hecho, sobre todo de los posibles autores.

Mientras tanto efectivos de la Unidad Regional VII, con asiento en la localidad de Apóstoles, notificaron de lo sucedido al Juzgado de Instrucción 4, a cargo del magistrado Miguel Ángel Faria.

fuente:primeraedicion

About Post Author