Hospital SAMIC San Vicente

El Soberbio: Bebe fue golpeado por su padrastro y se encuentra internado

Durante el miércoles se entregó en El Soberbio el hombre de 38 años que estaba prófugo desde el sábado pasado luego de golpear a su hijastro de un año y cuatro meses dejándolo con hematomas y una fractura en la cabeza.

El bebé se encuentra estable e internado en el Hospital de San Vicente, pero aún necesita algunos estudios para evaluar su recuperación y analizan su traslado hasta Posadas. Detrás de este hecho, existe una historia de violencia de género y vulnerabilidad de una familia del barrio Vella Vista de El Soberbio que lleva varios meses con temor de denunciar al agresor.

En comunicación con la madre del bebé internado en observación, Carla Álvez, contó que el niño de momento se recupera de la agresión vivida “a pesar de todo lo que pasó se encuentra bien de salud, él está despierto y nunca llegó a estar inconsciente. Los médicos tienen que hacerle una tomografía porque quedó con una fractura en el cráneo”.

Por la gravedad del caso, el bebé debió ser trasladado el fin de semana hasta el Hospital de San Vicente. “En San Vicente llegaron a hacerle los estudios, pero para la tomografía es un poco complicado de hacerle y estamos esperando que lo trasladen a Posadas para ese estudio que es sólo de la cabeza. También fue muy difícil hacerle la tomografía en este Hospital porque es un chico muy inquieto”.

Esta mujer de El Soberbio afirmó que “el médico que lo atendió dijo que deben hacerle esos estudios y está con medicamento por sus heridas, pero recuperándose. Todavía no sabemos cuándo podremos salir de alta y desde el sábado que estamos internados en el Hospital de San Vicente”.

Una historia violenta

Más allá de este niño de un año y medio, esta joven madre tiene otras dos hijas menores a su cargo y la violencia en el hogar era algo recurrente en los últimos 10 meses de convivencia con el acusado de agresión. “Varias veces fue maltratada por este hombre, pero nunca pude denunciarlo ya que me amenazó con matarme si llegaba a decir algo o ir a la Policía”, detalló Carla.

Además, contó que “a la familia nos informaron que él se entregó y está detenido. Lo único que espero que se haga justicia por todo lo que hizo”.

Este hecho de violencia contra un menos continúa en investigación. “También los vecinos del barrio andan diciendo que yo debería estar presa junto con él, pero en ningún momento fui culpable de nada y jamás lastimé a mis hijos”, agregó.

El pedido de ayuda

En cuanto a lo sucedió durante el fin de semana, donde su hijo terminó internado, Carla explicó que “el sábado al mediodía salió para arreglar su moto y se fue a la casa de un primo, donde tomaron cerveza. Cuando regresó, trajo más bebida y me pidió que prepare de cenar, así que mandó a comprar a un kiosko. Entonces, primero me fui y tuve que volver porque me olvidé comprar queso para una pizza, así que voy otra vez con mi otra hija al kiosko, pero al regresar, lo encuentro a mi hijo todo golpeado, en el estado en que quedó”.

Al confrontar a su pareja sobre lo sucedido, indicó que “primero lo negó todo, dijo que él no fue el que hizo eso”. En ese momento relató que también se puso violento: “Llegó a ahorcarme. Intenté de alguna forma tranquilizarlo y en un momento se fue a dormir”.

Carla precisó que pudo salir y entonces “busqué a los vecinos para que llamen a la Policía, pero tampoco llegaron los oficiales”.

En su desesperación por buscar ayuda para su hijo, aseguró que “también le escribí a la hermana de él para que me lleve al Hospital, pero no quería hacerlo porque temía que el hermano vaya preso por esto. Finalmente terminé yendo en un remis”.

El niño recibió las primeras atenciones médicas en El Soberbio y luego fue traslado hasta el Hospital de San Vicente, donde permanece internado y, según contó su madre, fuera de peligro.

Fuente:Primeraedicion