La Provincia de Misiones analiza nueva compra de test rápidos por la alta demanda

El brote de Sars-Cov-2 impuso un sistema de detección del virus para disparar el aislamiento, búsqueda de contactos estrechos y tratamiento del paciente infectado si lo necesitara. Con el tiempo el protocolo tuvo modificaciones, dado que al principio de la pandemia, en marzo de 2020, sólo se utilizaba PCR para procesar las muestras, mientras que desde junio del año pasado se usa test rápidos en los accesos a Misiones además de haberse habilitado, desde enero de 2021, centros de testeos gratuitos en diferentes puntos de la provincia.

En los últimos meses, el gobierno misionero compró 450 mil test rápidos, de los cuales ya se utilizaron 150 mil. El dato le corresponde al Laboratorio de Alta Complejidad de Misiones (Lacmi), cuya entidad recibe el insumo y los distribuye a todos los Samic, desde donde a su vez asignan a los centros de testeos, y al Instituto de Previsión Social (IPS).

“Los hospitales deben rendir al Lacmi la cantidad de testeos para que se eleve un informe al Ministerio de Salud Pública. Actualmente trabajan con las marcas Roche y Abbott; está en estudio adquirir una tercera marca, se trata de Becton Dickinson”, señalaron a El Territorio desde el Lacmi.

En los últimos meses, la población que más demandó la prueba diagnóstica para confirmar o descartar Covid-19 son los jóvenes y adultos jóvenes. Es decir, personas en edad laboral. La consideración responde a un relevamiento por las diferentes localidades con centros que realizan la toma de muestra.

“En estos momentos tenemos disponibles dos tipos de métodos para diagnóstico de Covid causado por el virus respiratorio Sars-Cov-2, ambos requieren la toma de muestra por hisopado nasofaríngeo. La PCR es una técnica de biología molecular que es muy sensible y específica”, detecta el genoma del virus en pacientes con síntomas o asintomáticos, explicaron profesionales especializados en el área que se desempeñan en el ámbito público.

Mientras, “el test rápido es sensible y específico, aunque menos que la PCR, por eso deben ser utilizados con criterio médico y epidemiológico ya que un resultado negativo no excluye infección”.

“La efectividad varía según el fabricante, los reactivos utilizados en Misiones tienen una sensibilidad del 94% y una especificidad del 98% a los tres días de la aparición de síntomas”, aclararon los profesionales, lo cual ratifica la tesis de que son efectivos para pacientes con síntomas de la enfermedad. Justamente, por esa razón, si una persona tiene sintomatología de Covid y arroja negativo a un primer test rápido, se procede a realizarle la PCR, cuyo resultado está después de 24 horas.

“Teniendo en cuenta las limitaciones, ventajas y desventajas de ambos métodos, se están utilizando test rápidos para la población en general, pacientes sintomáticos leves ambulatorios, y PCR en los casos de pacientes con test rápidos negativo y clínica compatible. Éstos pueden ser ambulatorios o internados, pero bajo criterio clínico y solicitado por el médico” aseveraron desde Salud.

Respecto a las edades de quienes se testean, indicaron que son “de 15 hasta 80 años o más si pueden movilizarse y vienen espontáneamente. Los niños menores, por pedido de las escuelas para reincorporarlos a las clases si tienen un caso en la familia, y los que no se movilizan por medios propios son trasladados en ambulancias”.

Particularidades del test rápido
Efectividad
El reactivo que se utiliza en el sistema público de Misiones, de las marcas Roche y Abbott, tiene una sensibilidad del 94% y una especificidad del 98% a los tres días de la aparición de síntomas.

A demanda
Actualmente los test rápidos son a demanda. La persona que sospecha tener Covid-19 o tuvo un contacto estrecho con un contagiado puede acudir a los centros de testeos rápidos en la provincia.

Criterio clínico
La PCR se utiliza en los casos de pacientes con test rapidos negativo y clinica compatible. Estos pueden ser ambulatorios o internados pero bajo criterio clínico y solicitado por el médico .

¿Quiénes?
Se testean mayores de  15 años. Los niños por pedido de las escuelas para reincorporarlos a las clases si hubo un caso en la familia; o bien los que no se movilizan son trasladados en ambulancias.