POSADAS: La bajante del Paraná puede durar hasta fin de año

La bajante del río Paraná continúa generando inconvenientes sobre todo a las provincias del litoral argentino. Sin ir más lejos, en Iguazú, la falta de agua afecta a miles de familias que llevan más de un mes sin el servicio.

Sobre el tema, MisionesCuatro consultó al ingeniero Juan Borus del Instituto Nacional del Agua (INA) quien explicó que “estamos en un momento de definición de la bajante” producto de la falta de lluvias que actualmente registran niveles inferiores a los normales en la cuenca de aporte a los ríos Paraná e Iguazú. “Las lecturas de escala en todas las riberas misioneras son críticas e inusuales y en principio siguen en continuidad al escenario del año pasado”, agregó.

El bajo nivel del agua afecta directamente a la navegación fluvial y sobre el tema, Borus manifestó que no hay posibilidad de descargas especiales de los embalses del Brasil, recordando que en el mes de mayo de este año desde Itaipú se hizo una descarga especial para favorecer el pasaje de barcazas desde Paraguay hasta el litoral correntino y desde ahí seguir hasta Rosario (Santa Fe).

Consultado sobre las negociaciones con Brasil y Paraguay para la liberación de cierta cantidad de agua para sobrellevar la sequía, desde el INA señalaron que se tratan de conversaciones permanentes porque la sequía abarca a los tres países.

“Por ejemplo, Brasil tiene cinco estados en emergencia hídrica sin antecedentes inmediatos, hay que remontarse por lo menos 90 años para registrar una sequía similar”, dijo.

Finalmente, Borus explicó que cuando se produce una bajante, “seguro no la produjeron las presas de embalse porque significa que no generaron y están construidas para ese fin”. De igual manera aclaró que si el sistema de embalse tiene reservas acumuladas, pueden hacer una descarga adicional para favorecer a la navegación fluvial, difícil en estos días porque esta vez las reservas son menores.

About Post Author