SIN SOLUCIÓN A LA VISTA. Desde la FATAP advirtieron que van hacia una “crisis terminal” por la pandemia.

El vicepresidente de la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP), Gerardo Ingaramo, advirtió este martes que el sector se encamina hacia una “crisis terminal” por la pandemia del Covid-19 y aseveró: “No sé si no vamos a terminar en una quiebra”.

Ingaramo aportó su testimonio en una reunión virtual de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, que preside José Cano (UCR), previo a la exposición del ministro del área, Mario Meoni.

El sindicalista señaló que el sector está “complicado” por la merma en la recaudación, puesto que el transporte solo es utilizado por trabajadores de servicios esenciales. “Realizamos presentaciones ante el Ministerio de Transporte reclamando una equidad similar a la del AMBA para afrontar los salarios que en abril no íbamos a poder pagar”, relató Ingaramo, al explicar que reciben subsidios por 2.300 millones de pesos por mes, mientras que los subsidios al AMBA son por “8.000 millones”.

En ese sentido, graficó: “Cada colectivo nuestro lleva tres trabajadores; a 100.000 pesos por trabajador, son 300.000 pesos. No llegamos bajo ningún concepto a cubrir los fondos”.

Tras una audiencia celebrada a principios de mayo, “dijeron que el Gobierno había decidido que con la transferencia de fondos a las provincias, las provincias tenían que hacerse cargo”, relató.

“Quedamos en medio de la nada y podemos caer en una crisis terminal si no encontramos una solución en los próximos días”, alertó el vicepresidente de la FATAP, y sentenció: “No sé si no vamos a terminar en una quiebra”.

“No percibimos ningún ingreso extra. Con el subsidio no nos alcanza para cubrir el total de los fondos. Estamos en una situación critica”, insistió Ingaramo ante la Comisión de Transporte./parlamentario.com

 

 

About Post Author