Además, la Confederación Sudamericana de Fútbol tiene confirmado el calendario de la Copa América, que será en Argentina y Colombia entre el 13 junio y el 10 julio y que no contemplará actividad a nivel local. A esto habrá que sumarle que al término del certamen continental de selecciones, comenzarán a jugarse los octavos de final de la Copa Libertadores.

Por este motivo, el Superclásico se jugaría recién a partir de fines de julio o principios de agosto, como mínimo. La otra opción sería que tanto River como Boca no puedan acceder a la fase final de la Copa de La Liga y una de esas fechas sea utilizada para que se enfrenten. La fecha 13, la última del campeonato local, está programada para el fin de semana del 9 de mayo, por lo que los cuartos de final comenzarán inmediatamente, con la final programada para el 30 de mayo.

Aún restan cinco fechas por delante de la Copa de La liga y tanto River como Boca se estarían clasificando a los playoffs. En estos momentos, el Millonario marcha tercero en la Zona A con 12 puntos, a ocho de su próximo rival, el líder Colón. En tanto, por la Zona B, el Xeneize también se ubica 3° con 13 unidades, a seis del puntero Vélez Sarsfield.

Será el sexto mano a mano copero entre River y Boca desde que Marcelo Gallardo asumió como entrenador. Los otros cinco los ganó el Muñeco: Copa Sudamericana 2014 (semifinal), Copa Libertadores 2015 (octavos), 2018 (final), 2019 (semifinal) y Supercopa Argentina 2018 (final a partido único).

En cuanto a las sedes habrá que aguardar por la mejor oferta que llegue de las provincias, que por supuesto serán muchas. A partir de ello, los organizadores de la Copa Argentina lo definirán. Vale recordar que el último cruce entre ambos por la final de la Supercopa Argentina fue en la edición 2018 en Mendoza, por lo que la provincia cuyana correría más de atrás.

El moderno y lujoso estadio de Santiago del Estero es otro de los que se suma a la carrera por albergar el partido más esperado por todos. Por supuesto, también habrá que aguardar por cómo se encuentre la situación epidemiológica que sufre el país por el avance de la segunda ola de la pandemia de coronavirus.