Bomberos de distintas ciudades asisten a Iguazú

La problemática de la falta de agua continúa en Puerto Iguazú. Los más afectados son los barrios más alejados y que se encuentran en zonas altas, ya que no cuentan con el líquido vital desde hace seis días.

Para el auxilio de los vecinos, llegaron los bomberos voluntarios de Iguazú con las cisternas pero, también, recibieron ayuda de cuarteles cercanos como ser de Montecarlo y San Pedro. Estos participaron activamente ayer y se sumaron al trabajo que realizaron el martes los de Puerto Libertad y Puerto Esperanza.

Por el momento, el río Iguazú llegó ayer a los 5,80 metros, lo que permite que la planta trabaje con un solo equipo ya que todavía las denominadas “pipetas” no se encuentran sumergidas bajo agua.

Por otro lado, teniendo en cuenta que la problemática se extiende desde hace varios días, ingresó al Concejo Deliberante local un proyecto de comunicación del edil renovador Domingo Martínez, en el que solicitó “la intervención inmediata del Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) de Iguazú”.

En el documento se expuso “la dramática falta de agua y ante la creciente demanda del ejido urbano que se acrecienta en época estival. Además, en estos últimos años la falta del suministro se da en toda época del año y hay una queja constante de los vecinos”.

Martínez consideró que “es de público conocimiento que la bajante del río Iguazú es parte de la consecuencia del manejo de Brasil río arriba, como así también las carencias resolutivas, gestión e inversión propias de IMAS”.

Es imposible que desde el punto de vista técnico y administrativo desde el Ente no pueda preverse la solución, ya que la falta de agua es una cuestión recurrente, dejando a toda la ciudad sin el suministro, perjudicando a los vecinos y a los emprendimientos turísticos”, agregó.

El edil remarcó que “la Carta Orgánica municipal establece, en su artículo 17, que una de las funciones municipales es garantizar la provisión de agua potable, electricidad, alumbrado público, teléfonos y gas, en el ejido municipal”.

Domingo Martínez dijo a PRIMERA EDICIÓN que tomó la decisión de presentar este proyecto “y solicitar al intendente (Claudio Filippa), al gobernador (Oscar Herrera Ahuad) y a los responsables de IMAS la intervención de la parte administrativa y funcional del ente en Iguazú”.

El trabajo de la planta

Desde el IMAS local indicaron a este Diario cómo sigue la actividad en la planta. “El río sigue bajo, pero se estabilizó en 5,80 metros. Estamos trabajando con el sistema de balsa”, explicaron.

Gracias a que logramos poner a punto la planta con una bomba, en una hora de estar bombeando desde el cárcamo a la planta, podemos potabilizar el agua. Antes demoraba mucho, pero gracias a que la planta está operativa al 100% eso nos permite acelerar en los tiempos de producción sino estaríamos complicados”, se defendieron de los cuestionamientos.

Según lo detallado, desde hace dos años se trabaja en el reacondicionamiento de la planta potabilizadora. “Nos hicimos cargo de ese sistema justamente para solucionar esos problemas”, explicaron.

Fuente: Primera Edición