Probaba un arma de fuego y se disparó al estomago.

Un joven de 29 años del paraje San Miguel de la localidad de El Soberbio fue hospitalizado tras efectuarse un disparo accidental con un revólver calibre 22 milímetros.

De acuerdo a lo informado desde la comisaría de la localidad de El Soberbio, el hecho habría sucedido a la medianoche de este miércoles cuando se supo sobre el ingreso de la persona al hospital local.

Una comisión policial dialogó con el herido, quien manifestó que mientras estaba probando un revólver calibre 22 milímetros, se efectuó un disparo de forma accidental en la zona del abdomen.

El médico de turno que examinó al joven, diagnosticó “orificio de entrada producto de disparo de arma de fuego sector abdominal, siendo posteriormente derivado a la ciudad de San Vicente para estudios de mayor complejidad”.