Mujer y su pareja acordaron penas de 10 y 9 años por prostituir a su hija adolescente.

Una mujer y su pareja acordaron con la fiscalía penas de 10 y 9 años respectivamente. Quien pagaba por los abusos, de 62 años, también aceptó la pena de 9 años de prisión, durante un juicio abreviado que se firmó ayer en el Tribunal Penal de Eldorado.La pareja reconoció que prostituyó por dinero a su hija adolescente.

En un juicio abreviado celebrado en el Tribunal Penal Uno de Eldorado, una pareja de la localidad de Comandante Andresito aceptó la culpabilidad en la causa en la que se los iba a juzgar desde ayer y acordaron con la fiscalía las penas de nueve y diez años de prisión por haber entregado durante cinco años a su hija menor de edad para que sea abusada sexualmente por un sexagenario conocido de la familia a cambio de dinero.

Justamente este último, tercer imputado que tenía la pesquisa, también reconoció su responsabilidad en el hecho y acordó – al igual que el padre de la nena- nueve años de cárcel, los cuales se harán efectivos una vez que los miembros del tribunal eldoradense homologuen el acuerdo entre las partes.

Según consignaron voceros judiciales consultados por este matutino, los implicados en este expediente judicial que fue investigado en primera instancia por el Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado son una mujer de 44 años, su pareja de 55 -de profesión agricultor- y un vecino de ambos, de 62. Todos estos vivían en el paraje Integración de Comandante Andresito.

El juicio por lo sucedido con la pequeña, cuya identidad se preserva y que según lo reconstruido padeció abusos entre los 8 y los 13 años, estaba fijado que se inicie a las 8.30 de ayer.

No obstante, la predisposición de los imputados en no ventilar lo ocurrido en debate oral llevó a sus respectivos abogados a plantear un acuerdo de juicio abreviado entre estos y Federico Rodríguez, a cargo de la fiscalía del tribunal.

La denuncia que abrió la investigación en este caso fue realizada en agosto de 2018 por una hermana de la víctima, quien se hizo cargo de la menor luego de que ésta le pidiera ayuda, a causa de los malos tratos que sufría dentro de su vivienda por parte de sus padres.

Meses después de asentarse con su familiar, la adolescente  de 13 años narró los distintos hechos de abuso que padeció desde los 8 años por parte de un vecino de la zona, y que, por si fuera poco, eran consentidos por sus propios tutores, quienes lejos de hacer algo al respecto pedían dinero a cambio de cada encuentro sexual.

Luego de la denuncia ante la Policía de Misiones, la Justicia dispuso la realización de una entrevista en Cámara Gesell entre la pequeña y profesionales en psicología del Poder Judicial.

Fue en esa instancia en donde ratificó las fuertes acusaciones hacia sus progenitores. Incluso recordó que cuando cumplió 10 años pidió a su mamá que terminaran los abusos, instancia que no trajo ninguna respuesta favorable para la nena.

Además, los distintos estudios médicos confirmaron la existencia de abusos de vieja data.

Por si fuera poco, trascendió que en reiteradas oportunidades el padre de la menor también abusó sexualmente de la nena. Y que además amenazaba con un cuchillo a su hija para que no contara nada de lo que ocurría.

En cifras: 5
Fueron los años en los que fue abusada sexualmente la chica por uno de sus vecinos, quien pagaba a los padres de la nena por cada encuentro sexual.

Fuente el territorio