En Misiones, 62% de los hogares declararon ingresos mensuales menores a $20.000

Culminó el relevamiento del Indicador Familiar de Acceso a la Alimentación (IFAL) que realiza el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI).

En Misiones, se entrevistaron a 558 hogares a los que se les indagaron sobre las posibilidades de compras, la calidad y la cantidad de alimentos a los que acceden las familias que viven en barrios con alta vulnerabilidad socioeconómica sanitaria; como así también los datos de los ingresos y la situación laboral.

De los encuestados el 62% declaró que tiene ingresos menores a $20 mil y un 40% expuso que los mismos se redujeron durante la pandemia.

Al respecto, Belén Wagner, directora provincial del ISEPCI Misiones dijo a PRIMERA EDICIÓN que “un 62% nos declaró ingresos menores a $20 mil. Es una situación alarmante porque sabemos que la canasta básica alimentaria está por encima de los $20 mil. Estamos hablando que dos tercios de los hogares encuestados están por debajo de la línea de indigencia”.

Expuso que “la pandemia contribuyó al empobrecimiento de estos hogares porque un 40% declaró que sus ingresos se vieron reducidos”.

Otro de los puntos abordados en el relevamiento estuvo asociado a la asistencia alimentaria. Wagner detalló que “nos dijeron que el comedor comunitario es la forma más universal de asistencia”.

A la vez, agregó que “el 92% de la población encuestada recibe asistencia alimentaria del comedor y el 14% recurre a comedores derivados de las escuelas, que es la segunda fuente de asistencia. En cuanto a los municipios y las iglesias, uno de cada 10 de los encuestados nos dijo que recibe asistencia en estos lugares”.

En consecuencia, la directora del ISEPCI Misiones indicó que “el 59% de los hogares declaró que recurre a los comedores hace menos de un año. Por lo cual, vemos que la pandemia contribuyó a que muchas más familias tengan que recurrir a los comedores para alimentarse y resolver así sus necesidades de alimentación diaria”.

En tanto, apuntó que “el 20% de la población hace más de dos años recurre a los comedores. Por lo cual, podríamos estar hablando de pobreza estructural en esta población entrevistada”.

Otro dato no menor que arrojó el estudio es que “el 73% de los casos declaró que comparten entre todos los integrantes del hogar la comida diaria”, así lo expuso Wargner.

 

Necesidades básicas

Belén Wagner, directora provincial del ISEPCI Misiones señaló que de los 558 hogares relevados, el 50% cuenta con la Tarjeta Alimentar y el restante no.

“Vimos que la Tarjeta Alimentar es una herramienta importante para las familias a la hora de adquirir los alimentos, pero que no es suficiente. Se están haciendo esfuerzos desde el Gobierno, pero son insuficientes”, remarcó.

Agregó que “un gran porcentaje declaró que sólo le alcanza hasta dos semanas para cubrir la alimentación. Estamos hablando de que una importante cantidad de familias no logra cubrir sus necesidades básicas alimentarias durante el mes completo, a través de la tarjeta alimentaria, y más aún las que no cuentan con este recurso”.

“Gran cantidad de la población no logra cubrir las cuatro comidas diarias y las familias que sí lo logran, ingieren pocas verduras o frutas que son necesarias para una nutrición de calidad”, sostuvo por último Wagner.

Fuente: Primera Edición