Eldorado. Escuela especial sin clases por falta de porteros y padres presionan a docentes.

Sin clases en la escuela especial N° 46 del km 1 porque, no hay porteros y las maestras están desbordadas entre limpiar los salones y baños, además de  cuidar a los chicos y controlar se pueda cumplir el protocolo sanitario contra el Covid 19, deben aguantar que padres lejos de entender la situación en la que está la escuela, las presionen en mensajes de Whatsapp .

Beatriz Maciel, directora de la escuela especial N° 46 dijo a extraprensa.com que  “arrancamos con las clases presenciales con una modalidad dual: 3 días en escuela, 2 días en casa, porque como los salones son pequeños tuvimos que separar en dos grupos en cada salón para poder cumplir con el distanciamiento.”

La docente comentó que  “la semana pasada recibí la noticia de que uno de los cargos que se crearon para portero venía a nuestra escuela, y al día de hoy el cargo nunca llegó; hoy me entero que fue para otro lado, no sé ni siquiera para donde, pero la cuestión es que acá no vino, entonces decidimos, con la autorización de las autoridades, suspender las clases presenciales y seguir con el trabajo con los cuadernillos en la no presencialidad durante todos los días hasta que alguien nos dé una respuesta con respecto a esto.”

“La verdad es que teníamos una persona que nos ayudaba como portero, pero esta persona dejó de ayudarnos y se fue a trabajar a otra parte, y nosotros nos quedamos sin nada, tenemos que llegar más o menos 45 minutos antes a la escuela para poder limpiar un poco a la hora del almuerzo en vez de sentarnos a comer tranquilas. Tenemos que limpiar los baños y los salones, y tenemos que estar controlando que los chicos cumplan el protocolo, dar clases y atender a la gente que viene. Es mucho, es mucho para las maestras solas, entonces como son 65 alumnos nos costó muchísimo organizar los horarios, los días y todo para que coincidan con los hermanos y vecinos que los traen y llevan. Es imposible también trabajar en esas condiciones”.

Maciel decepcionada dijo que “yo creo que a la altura en la que estamos y con todo lo que se dice sobre educación y con todo lo que estudiamos tanto el año pasado, como estén las capacitaciones del consejo federal de educación donde se debe garantizar las condiciones para que la escuela funciona, para que podamos garantizar nosotros que el chico cumpla su trayectoria escolar en las condiciones que necesitamos, hoy en día con esto de la pandemia es una falta de respeto que la escuela; y no es solo la mía, todas las escuelas especiales de la zona norte también, porque prácticamente son todas las que no cuentan con cargo de personal de servicio, así que estamos reintegrando los cargos, hablando, pidiendo, porque en estas condiciones tenemos que seguir sin dar clases.”

Y agregó que “los papás se molestaron mucho; recibí unos mensajes bastante feos ayer a la tarde, pero ya escapa de mi responsabilidad, la cuál es que la escuela funcione como tiene que funcionar y que pueda garantizar la seguridad tanto de los docentes como de los alumnos, y sin un personal de servicio yo no puedo garantizar nada, por mucha buena voluntad que tengamos”, concluyó.