Edith Gross falleció por mala praxis médica.

La Justicia confirma la condena a médico eldoradense por caso de mala praxis.

En el hecho falleció la paciente Edith Gross de 73 años y la Justicia, a través del STJ, rechazó el recurso de casación interpuesto por la defensa del profesional Guillermo Horrisberger y avaló el fallo dictado en su contra por homicidio culposo.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia confirmó recientemente la condena penal y civil impuesta en 2019 en contra del médico gastroenterólogo de Eldorado Guillermo Eduardo Horrisberger, acusado una mala praxis que derivó en la muerte de la paciente Edith Gross (73).

La novedad fue confirmada por el letrado Sergio Armoa, que junto a Gisela Petters, participaron del caso como querellantes en representación de la familia de la víctima.

La confirmación de la sentencia por parte del STJ fue firmada a fines de la semana pasada, fallo en el cual los magistrados del máximo órgano judicial de Misiones decidieron rechazar el recurso de casación interpuesto en su momento por las defensas tanto del médico como el sanatorio involucrado y, de esta forma, avalaron el fallo condenatorio que se había dictado en 2019.

La resolución del STJ fue celebrada por la querella y por la familia de Gross, quienes consideraron que la confirmación de esta sentencia significará un importante antecedente para los casos de mala praxis.

Muerte y denuncia

La causa penal contra el profesional fue iniciada por los hijos de la víctima, cuya muerte se produjo el 23 de julio de 2014 luego de una práctica colonoscópica llevada adelante por Horrisberger en su consultorio en el sanatorio Buddenberg, institución que además fue demandada civilmente con reclamo indemnizatorio por el hecho.

Para la familia, la muerte de la mujer se debió a la aplicación de un sedante denominado Midazolam, cuya utilización no habría sido lo recomendable para el caso y la práctica además habría sido realizada sin los protocolos y recomendaciones seguridad médica.

La investigación por el caso fue llevada adelante por el Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado, a cargo del magistrado Roberto Saldaña, quien en mayo de 2017 decidió elevar a juicio la causa con Horrisberger acusado por el delito de homicidio culposo.

De esta forma, el momento del debate oral llegó en 2019. Las audiencias fueron realizadas el 17 y 18 de septiembre ante un tribunal unipersonal presidido por el magistrado Martín Brites (titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú), en tanto que la fiscalía estuvo representada por Bibiana Alderice.

En aquel entonces, tras la declaración del propio acusado y de varios testigos, el tribunal decidió declarar responsable al profesional por el delito de homicidio culposo y, por consiguiente, condenarlo a la pena de dos años de prisión en suspenso y cinco de inhabilitación para ejercer de manera legal la medicina. También se dio lugar a la demanda civil.

“Es un ejemplo”

Sergio Armoa, letrado querellante que también participó del debate oral,  celebró la confirmación de la sentencia por parte del STJ.

“Creemos que esta resolución es muy importante. Es un antecedente muy fuerte porque confirma la condena que se había dictado en instancia anterior, la cual para nosotros ya había sido fuerte, sobre todo en lo que respecta a la inhabilitación de cinco años”, sostuvo.

Y agregó que “la pena de prisión en suspenso de dos años parece razonable, pero el foco lo pusimos en la inhabilitación porque se trata de una mala praxis y con esto también se busca evitar que estos casos sigan ocurriendo. Hay muchos, pero pocos con sentencia. Acá se logró una sentencia que ahora demás fue confirmada”.

Por último, expresó que “en representación de la familia podemos decir que ellos se encuentran satisfechos con esta condena, los hijos de la señora Gross entienden que se hizo justicia, que llevó tiempo y esfuerzo, pero finalmente se logró un resultado. Ellos nunca tuvieron la cuestión económica en cuenta, más allá de que se hizo porque legalmente corresponde, porque el objetivo era conseguir justicia por su madre que falleció por una negligencia médica. Hay muchas personas que por ahí pasan por esto y las causas quedan en la nada o por ahí no se animan a actuar judicialmente, por eso esto es un ejemplo, una muestra de que se puede”.

Fuente: El Territorio.