AMBOTY se adapta a la convivencia del Valle del Cuña Pirú.

El felino insignia de Misiones, el yaguareté, tiene desperdigada su lugar de sobrevivencia dentro de la provincia. En lugares poblados y con existencia de potreros, la supervivencia del yaguareté es mas difícil y AMBOTY busca adaptarse a su realidad. El felino se mueve por un camino vecinal, de un lado está el Parque Provincial Salto Encantado y del otro, como puede verse, hay un potrero ganadero, cuyo alambrado se encuentra electrificado y si lo toca, recibirá una descarga que no lo lastima pero si lo ahuyenta, según se visualiza e la fotografía de la nota.
Esta metodología ya está funcionando exitosamente desde el año 2013 en distintas propiedades ganaderas del Valle del Cuña Pirú, en Misiones. Ha demostrado una eficacia sustancial en la reducción e incluso el cese completo de depredaciones de yaguareté a ganado vacuno, en una zona históricamente conflictiva.
El monitoreo mediante cámaras trampa ha demostrado (y lo sigue haciendo) que los ejemplares persisten varios años en la zona y que la dinámica poblacional sigue ocurriendo: cada cierto tiempo, nuevos ejemplares desplazan a los anteriores.
AMBOTY es monitoreado desde hace más de dos años. Esta escena donde se lo ve merodeando los potreros es frecuente, y sin embargo, no se han registrado depredaciones.
AHORA, el desafío es del Estado: llevar este sistema exitoso al resto de las áreas de la provincia donde ganadería y yaguaretés comparten territorio. Estamos para acompañar y compartir conocimientos y experiencias.
Soluciones demostradas para la mayor causa de extinción del yaguareté: LA CONVIVENCIA ES POSIBLE Y ESTÁ DEMOSTRADA. Ahora hay que dar el siguiente paso.
Desde la Red Yaguareté solicitan apoyo a la comunidad, piden unirse a la RED YAGUARETÉ y ayudar a seguir encontrando soluciones a las amenazas que lo han puesto en PELIGRO CRÍTICO DE EXTINCIÓN : t.ly/Cuk1