Por causa de secuestro y tortura detienen a un prefecturiano y dos hombres

Un hombre, su hijo y un integrante de Prefectura Naval fueron detenidos en las últimas horas tras ser denunciados por un joven por secuestrarlo, torturarlo y lesionarlo durante una hora y media, indicaron fuentes del caso.

El hecho y de acuerdo a los dichos de la víctima ante las autoridades policiales fue perpetrado el martes 9 de febrero pasado, en la localidad de Almafuerte.

Según relató, fue interceptado en la vía pública por tres individuos a los que habría identificado como sus vecinos, quienes lo acusaron de haberles robado una garrafa y otros elementos de una vivienda. Fue así que, siempre de acuerdo al denunciante, lo trasladaron hasta una vivienda, donde le comenzaron a propinar golpes y torturas, para que “admita que él fue el responsable del robo”, precisaron las fuentes.

El joven, de 29 años, les habría dicho a sus secuestradores que no estaba vinculado al ilícito y que desconocía quien o quienes podrían haberle robado.

Luego de una hora y media de estar privado ilegítimamente de su libertad lo dejaron ir, por lo que el muchacho se dirigió a su domicilio, siendo auxiliado por familiares, quienes lo trasladaron al hospital de área local, agregó la misma fuente.

Una vez al tanto de la denuncia, personal de la Unidad Regional VI, con asiento en Leandro N. Alem y con jurisdicción en Almafuerte, procedieron a allanar la vivienda donde el denunciante dijo haber estado cautivo y los domicilios de los sospechosos.

El pasado jueves a la noche y por orden del Juzgado de Instrucción 5 de Alem, a cargo de la jueza Selva Raquel Zuetta, los tres acusados fueron detenidos en averiguación del mencionado hecho.

Se trata de un hombre de 57 años, su hijo de 26 y el yerno del primero, de 24 años, quien es suboficial de Prefectura Naval Argentina. Fuentes del caso señalaron que la carátula preventiva del caso es “secuestro, torturas, lesiones leves y amenazas”.

Cabe aclarar que la garrafa que le fue robada a los sospechosos ya fue recuperada por la policía y se supo que la víctima del secuestro no está vinculada al hecho.

Fuente: Primera Edición