Sputnik V tiene un 91,6% de eficacia, publica The Lancet

La prestigiosa revista científica británica The Lancet publicó los resultados intermedios de los estudios clínicos de Fase 3 de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de Investigación Gamaleya de Rusia, que arrojaron una eficacia del 91,6% en la prevención del coronavirus y demostraron que es segura y que la respuesta en los mayores de 60 años es similar al del resto de la población.

Según la prestigiosa publicación científica, la Sputnik V proporcionó en la Fase 3 “una protección completa contra casos graves”.

Alexander Gintsburg, director del Instituto Gamaleya, resaltó que los datos del ensayo demuestran la seguridad de la Sputnik V y su alta eficacia contra el virus. “Esto es un gran éxito en la lucha global contra la pandemia de Covid-19”, celebró. Ante este panorama, se pone fin al falso debate de quienes cuestionaban la eficacia y seguridad de la vacuna.

El análisis incluyó datos de 19.866 voluntarios que recibieron tanto la primera como la segunda dosis de la vacuna Sputnik V o placebo en una relación de 3-1, es decir, unos 15 mil voluntarios recibieron la vacuna y unos cinco mil, placebo.

Se trató de un ensayo aleatorizado, doble ciego -lo que significa que ni el participante ni el equipo médico sabían si estaban recibiendo o aplicando la vacuna o placebo- en 25 hospitales y policlínicos de Moscú, Rusia.

Se incluyeron participantes de al menos 18 años, con pruebas de PCR y IgG e IgM de Sars-CoV-2 negativas (para determinar que no tenían ni habían tenido Covid-19), sin enfermedades infecciosas en los 14 días anteriores a la inscripción y sin otras vacunas en los 30 días previos a ese trámite.

La vacuna se administró (0,5 ml por dosis) por vía intramuscular en un régimen de estimulación inicial y refuerzo: un intervalo de 21 días entre la primera dosis (que contiene el adenovirus 26) y la segunda dosis (que tiene el adenovirus 5).

En estas vacunas, los adenovirus -que son virus que causan resfríos comunes- son modificados para que no se repliquen en el organismo al tiempo que se utilizan como vectores para ingresar una parte del virus contra el que se quiere inmunizar. En este caso se utilizó la glucoproteína spike o espícula del Sars-CoV-2.

Eficacia

En este análisis intermedio, los investigadores presentaron los datos de eficacia frente a 78 casos confirmados de Covid-19, de los cuales 62 se dieron entre los 4.902 que recibieron placebo y 18 se dieron entre los 14.964 mil que fueron vacunados, lo que arroja una eficacia promedio de 91,6% en la prevención del coronavirus.

Según los resultados del estudio revisado por pares, la vacuna proporciona, además, una protección completa contra casos graves de la nueva infección por coronavirus: se registraron 20 casos graves confirmados de Covid en el grupo de placebo, mientras que no se registró ninguno en el grupo de vacuna.

Debido al tiempo necesario para generar la respuesta inmune, en la primera semana después de la vacunación no hubo diferencia significativa en la protección contra casos severos de Covid-19 entre los grupos de vacuna y placebo, mientras que en un período de 7 a 14 días la eficacia de la vacuna se elevó al 50 por ciento; al 74,1% en el período de 14 a 21 días y al 100 por ciento a partir del día 21, brindando una protección completa contra casos graves.

En este punto, los autores advirtieron que “la protección contra la Covid-19 grave fue un resultado secundario del estudio” (es decir que no se diseño para medir esto como principal objetivo), “por lo que los resultados son preliminares”.

Mayores de 60 años

Lo investigadores destacaron que el estudio incluyó a 2.144 voluntarios mayores de 60 años, con edades máximas de 87 años (grupo vacunado) y 84 años (grupo de placebo), en los que se alcanzó una eficacia del “91,8% y no difirió estadísticamente del grupo de 18 a 60 años, demostrando también grandes resultados de seguridad (pocos efectos adversos o efectos leves) e inmunogenicidad (respuesta del sistema inmune en generación de anticuerpos y linfocitos T)”.

Seguridad

En tanto, los análisis de seguridad general y de eventos adversos raros incluyeron a 12.296 participantes que recibieron ambas dosis hasta el bloqueo de la base de datos el 18 de noviembre.

Los eventos adversos más comunes fueron enfermedades similares a la gripe, reacciones en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y astenia, en su gran mayoría con grados muy bajos.

Para los eventos adversos graves se incluyó a 21.862 participantes que recibieron al menos una dosis (de los cuales 19.866 recibieron las dos) hasta el bloqueo de la base de datos el 24 de noviembre.

Hasta ese corte se habían registrado 70 episodios de eventos adversos graves (EAG) no relacionados con Covid-19 en 68 participantes: 45 voluntarios del grupo vacunado (0,3%) y 23 en el grupo placebo y ninguno de estos eventos se asoció con la vacunación.

Finalmente, indicaron que en este análisis intermedio “no se ha podido evaluar la duración de la protección ya que la media del tiempo de seguimiento fue de 48 días después de la primera dosis”.

Y aclararon que aún “es necesario investigar más a fondo la vacuna en adolescentes y niños así como en mujeres embarazadas y lactantes”.

Compromiso ruso

Por otra parte, el presidente Alberto Fernández mantuvo desde la residencia de Olivos una comunicación de 30 minutos con su par ruso Vladimir Putin, en la que dialogaron sobre la provisión de vacunas Sputnik V.  Fernández agradeció al instituto Gamaleya y el Fondo Ruso “el esfuerzo para avanzar en la provisión de las vacunas”. Mientras, Putin informó que se está aumentando la producción de la vacuna para que Argentina reciba el volumen acordado.

La eficacia de vacunas contra otras enfermedades
SPUTNIK V
91,6%
Es la eficacia que arrojaron los estudios clínicos de Fase 3 de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro de Investigación Gamaleya de Rusia.

GRIPE
60%
En un año bueno, la vacuna de la gripe protege entre el 50% y el 60% a quienes la reciben, según confirmaron estudios internacionales.

MENINGOCOCO
82,9%
La efectividad de la vacuna contra el meningococo, en tanto, es del  82,9%, según dio a conocer en un informe la Sociedad Argentina de Pediatría.

VARICELA
82,5%
La vacuna contra la varicela, segun la Sociedad Argentina de Pediatría, es del 82,5%, aunque ésta disminuye en los niños menores de 13 meses.

 

Fuente: El Territorio