Los impactos de balas en el parabrisas del móvil de G.N.

ESPERANZA. TEMIBLE: posibles narcos balearon un móvil de Gendarmería nacional.

Balearon a móvil de Gendarmería y creen que fueron narcos brasileños. Fue en una zona donde el PCC tiene “peso” respecto al tráfico de marihuana proveniente de Paraguay. No hubo que lamentar uniformados heridos tras el ataque.

Una patrulla de Gendarmería fue atacada a balazos por narcotraficantes, en tanto que se cree que fueron integrantes de una organización delictiva brasileña que puede responder al Primer Comando Capital (PCC), confiaron fuentes del caso.

El hecho, que recién trascendió cuando exintegrantes del Ministerio de Seguridad lo publicaron en redes sociales hace unos días, fue perpetrado el pasado domingo 24 de enero y por fortuna no dejó uniformados heridos.

Si bien los gendarmes no informaron oficialmente acerca del hecho, se pudo reconstruir en base a sus fuentes, que todo sucedió ese día en el paraje Istueta, en proximidades a la localidad de Puerto Esperanza.

Cuatro efectivos de esa fuerza federal realizaban un patrullaje con cuatro integrantes en caminos rurales, cuando interceptaron a un hombre a bordo de una motocicleta roja y portando un arma larga de fuego tipo escopeta.

El individuo inició una veloz huida hacia una zona de monte y fue entonces que los uniformados detuvieron la marcha del móvil y bajaron para perseguir al sospechoso.

A los pocos segundos de descender del rodado y desde la espesa vegetación comenzaron a dispararle a los gendarmes.

Los balazos impactaron en el vehículo Toyota Hilux que dicha fuerza tiene en depósito judicial y utiliza para los patrullajes.

Del ataque quedaron como saldo cinco orificios de proyectiles en el parabrisas y que impactaron en el asiento trasero lado del acompañante. Además, dos disparos en la luneta de la camioneta, los cuales fueron efectuados con un arma de menor calibre y desde atrás del vehículo.

Este detalle confirmó que existieron dos tiradores con arma de distinto calibre. La principal hipótesis de los investigadores es que se trató de criminales que responden al PCC, una facción criminal con “peso” en la zona y que se dedica al acopio y distribución de la marihuana que ingresa desde Paraguay.

Tiroteo con la policía

No es la primera vez que en esa zona los narcotraficantes atacan a las autoridades a balazos.
En mayo de 2018 la Policía de Misiones secuestró 2.355 kilogramos de marihuana tras un tiroteo que duró media hora. Los traficantes huyeron.

El paraje Istueta está a sólo cien metros del río Paraná y a unos diez kilómetros de Puerto Esperanza. La zona es denominada de las “calientes” en la permeable frontera con el vecino país y se cree que allí existen varios puntos de acopio de droga.

Fuente: Primera Edición.