Se genera desconcierto ante la falta de las nuevas escalas 2021 para monotributo

El plazo para realizar la recategorización en el monotributo vence el próximo 31 de enero, según confirmaron desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), extendiendo el plazo que, en principio, vencía el día de hoy. Cabe recordar que por ley, en enero y julio, corresponde hacer la recategorización de los contribuyentes del sistema que abarca a más de 3 millones de personas.

Por ello, la recategorización debe hacerse en función de la facturación del año pasado pero con los valores y escalas de las categorías de 2020, porque aún no hay valores para actualizar las escalas y alícuotas del monotributo al 2021.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, Raúl Karaben, exdecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNaM, señaló que “el monotributista no tiene mucha opción dado que el encuadramiento es producto de la facturación de las actividades realizadas. Creo que a través de las cámaras empresarias deberían hacerse los pedidos correspondientes, un reclamo, para que se reencuadre la cuestión”.

Además aclaró que “la cuestión falló porque la actualización de las escalas es producto de que la ley anterior tenía un sistema de actualización en función al ajuste de los jubilados, pero como se derogó el ajuste de los jubilados también se derogó automáticamente el ajuste de los topes del monotributo. Entonces este año no se autorizaron los topes, eso hace que
lamentablemente se obligue a muchos monotributistas a salirse y pasarse al régimen federal. Ese es el fondo de la cuestión”.

“Como recomendación lo único que puede hacer un monotributista es reclamar a través de los organismos correspondientes”, consideró.

Al mismo tiempo cuestionó que “resulta que ahora tenemos que hacer las recategorizaciones del monotributo, y las debemos hacer con las escalas del año pasado sin que hayan sido ajustadas”.

“Hay incertidumbre en la gente porque no han actualizado las escalas”, reconoció el economista sobre las urgencias del trámite de recategorización y agregó: “Hay un malestar muy grande en los profesionales, mucha molestia en todos porque así no se puede trabajar, no es algo serio”.

En relación a esto también expresó sobre los monotributistas que “mucha gente queda involucrada en el medio de toda esta problemática, porque son los sectores más vulnerables”.

“Las personas que están en los monotributos son las más vulnerables de todo el sistema, entonces no se está atendiendo al sector más complicado que tiene toda la parte impositiva. Es algo lamentable que a la gente que más necesita no se la
atienda”, recalcó.

Por otro lado, consideró que para solucionar los problemas presentados “lo que corresponde, lo ideal sería que se
postergue el vencimiento para la recategorización, hasta tanto el Congreso trate el proyecto de ley que fue enviado. Eso sería lo ideal”.

Contribuyentes alcanzados

La falta de nuevas escalas se debe a que los valores del monotributo se ajustan según la ley de movilidad jubilatoria y esa norma fue suspendida durante el año pasado.

Además, el Congreso aún no trató los cambios y la actualización para 2021 del 35,3% en la facturación y categorías de
acuerdo a la propuesta del Poder Ejecutivo en el proyecto que envió el 30 de diciembre pasado. En tanto, los que no tengan ningún cambio, no deberían hacer ningún trámite y continuarán en la misma categoría.

A través de un comunicado, desde AFIP indicaron que “están alcanzados los contribuyentes cuyos parámetros sean superiores o inferiores a la categoría declarada. Quienes deban permanecer en la misma categoría no tendrán que realizar ninguna gestión”.

Al mismo tiempo aclaran que “la nueva categoría comenzará a regir en febrero”. Decisión de extender el plazo El pasado sábado, desde el organismo recaudador adelantaron la decisión de extender el plazo previsto para la recategorización en el monotributo
hasta el 31 de enero.

Así, a través de una Resolución General, la AFIP establecerá un plazo de gracia adicional para la recategorización en el régimen simplificado para pequeños contribuyentes. Desde el organismo reconocieron que la medida “se propone ofrecer alivio ante la situación de incertidumbre y zozobra observada entre algunos monotributistas frente a la recategorización con las tablas vigentes”.

La normativa no afectará la obligatoriedad de la recategorización, y los contribuyentes deberán registrarse en la categoría que se adecúe a sus parámetros. A lo largo de las últimas semanas surgieron dudas entre los contribuyentes y sus asesores sobre la recategorización, puesto que las escalas y alícuotas no fueron actualizadas.

Fuente: Primera Edición