2020 cierra con un registro del 42,2% de inflación en el NEA

La inflación fue del 4% en diciembre mientras que durante el 2020 acumuló un alza del 36,1%, levemente por encima de lo estimado por el Ministerio de Economía, que había pronosticado 35%.

Los rubros que más subieron en diciembre fueron salud y recreación y cultura, con el 5,2% cada uno, y transporte, con el 4,9%.

A la hora de desagregar el informe del Indec, se observa que la zona del país en donde más aumento la inflación fue la zona del Nordeste con 42,2%, en segundo lugar quedó el Noroeste con 38,1%, seguido por la región Pampeana 37,9%. Luego quedaron la región de Cuyo con 37,8%, las provincias de la Patagonia con 32,2% y finalmente el Gran Buenos Aires con 34,1 por ciento.

 

El alza de precios de diciembre en el NEA fue la más alta en 15 meses

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la región del NEA del mes de diciembre registró un incremento del 5,5%, el aumento más fuerte de los últimos quince meses.

Los alimentos tuvieron un incremento del 9,1%, y en ese marco, solo en diciembre las carnes subieron 20 puntos, destacó la consultora Politikon Chaco, en un informe publicado en base a datos del INDEC.

De esa forma, la posiciona como la región con el mayor aumento del país, y ante dicho incremento, la inflación total del 2020 del NEA fue del 42,2%, la más alta de todo el país, siendo la única región con incrementos de precios superior a los cuarenta puntos.

Pese a eso, la baja respecto a 2019, cuando finalizó para el NEA en 57,6%, es importante, pero no debe dejar de considerarse que durante una buena parte del año muchos precios estuvieron pisados y muchos sectores sin comercialización.

Alimentos fue lo más subió en el NEA y complica en la región

Durante diciembre del 2020, la división que tuvo el incremento de precios más alto del NEA fue “Alimentos y bebidas no alcohólicas” con un alza del 9,1%. Es decir, en los últimos tres años nunca esta división había crecido a un ritmo similar. Le sigue “Restaurantes y hoteles” con 6,2% de incremento mensual; y en tercer lugar se ubicó “Prendas de vestir y calzado” con un alza del 6,1%.

Observando los resultados finales del 2020, la división de “Prendas de vestir y calzado” culminó el año liderando el alza de precios con un acumulado del 54,8%“Alimentos y Bebidas no alcohólicas” por su parte, se ubicó en segundo lugar tras la fuerte suba de diciembre, y culminó con un alza de precios acumulado del 52%: es decir, casi 10 puntos por encima del nivel general.

 

Se dispararon las carnes con un récord de aumentos

En lo específico a los alimentos y bebidas no alcohólicas, en el mes de diciembre los “Carnes y derivados” tuvieron el mayor incremento del mes en el NEA con un impactante 20,5%, seguida por las frutas que crecieron 7,2%. Las “verduras, legumbres y tubérculos”, por su parte, tuvieron una retracción del 1%.

En el caso de las carnes, nunca, en toda la serie histórica, se había visto un incremento de dicha magnitud, pero no fue exclusivo del NEA (aunque si fue la mayor), indica el informe de Politikon Chaco.

En la consolidado anual, las verduras y las frutas lideraron el aumento de precios de alimentos en el 2020: 80,3% y 79,1% respectivamente; las carnes se ubican en tercer lugar con un acumulado del 65,1% y el café, yerba, te y cacao subieron un 60%.

 

El NEA, la región que más recursos aporta y la más perjudicada 

Observando como cerró el 2020 en la división de “alimentos y bebidas no alcohólicas” en las distintas regiones, el NEA tuvo la mayor alza de todo el año con un total de 52% y es la única región del país con subas mayores a los 5º puntos porcentuales en este punto en particular.

Esta problemática se agrava al notar que esta región es la región del país donde los hogares deben destinar más recursos de sus ingresos para la compra de alimentos, lo que por ende daña de una manera muy fuerte el poder adquisitivo en los hogares.

Según el INDEC, en el NEA los hogares destinan el 40% de sus ingresos a la compra de alimentos, siendo la mayor proporción entre las regiones del país. Cuanto más se destine a alimentos, menos recursos se vuelcan a otros gastos, y por ende evidencia que la disponibilidad de recursos es menor que en otras regiones.

Por ello, que el aumento de alimentos haya sido superior a los 50 puntos y que haya estado casi 10 puntos por encima del promedio regional marca la gravedad de un problema que es cada vez más profundo dentro de la región.

 

Fuente: Agencia Noticias Argentinas y Politikon chaco.