Filomena produce caos en España.

Cerró el aeropuerto de Madrid y se paraliza el país por la intensa nevada

La tormenta de nieve Filomena, que llegó ayer a España, sembró el caos, al dejar a centenares de automovilistas bloqueados, el aeropuerto de Madrid cerrado y a buena parte del país paralizado, pero lo peor se espera para hoy, con 20 centímetros suplementarios de nieve anunciados.

Estas nevadas, las peores desde hace 50 años en España, han sido constantes en buena parte del territorio durante la noche del viernes al sábado, y provocaron la alerta roja hoy en cinco regiones del centro del país.

La capital del país, Madrid, es una de las zonas más afectadas, con imágenes impresionantes de sus calles cargadas de nieve. Anoche, después de la suspensión y desvío de decenas de vuelos, decidieron cerrar el aeropuerto internacional de Barajas y se mantendrá así durante todo el día de hoy por “razones de seguridad”. Además, los servicios de colectivos, trenes y de recolección de basura fueron suspendidos. Y cayeron cientos de árboles, además de que hubo personas que quedaron atrapados en sus autos y debieron ser rescatadas por militares.

Más de mil vehículos quedaron atrapados en la ciudad, la mayoría en las rutas de circunvalación de la ciudad y en la autopista que va hacia las regiones de Castilla La Mancha y Andalucía, en el sur del país, dijo Carlos Novillo, director de la agencia de emergencias de Madrid.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, pidió a los ciudadanos que no salgan de casa por una situación que calificó de “muy grave”.

La agencia de seguridad y emergencias de la región de Madrid indicó haber “trabajado toda la noche para ayudar” a los automovilistas bloqueados y haber “liberado un millar de vehículos”.

En la capital, que no había conocido semejante nevada desde 1971, se vieron esquiadores en la célebre plaza de la Puerta del Sol e incluso a un hombre en un trineo tirado por cinco perros.

La agencia meteorológica nacional (AEMET) había advertido que en algunas regiones la nevada duraría más de 24 horas por la extraña combinación de una masa de aire frío estancada sobre la Península Ibérica y la llegada de la borrasca Filomena, más cálida, desde el sur.

Por el clima inédito, se suspendió también la jornada de Liga ya que algunos equipos no pudieron viajar para disputar los juegos programados. Un vuelo que llevaba a Athletic Bilbao a Madrid tuvo que regresar al aeropuerto de Bilbao, mientras que Real Madrid no pudo despegar desde Barajas para su juego del sábado en la noche contra Osasuna en Pamplona.

Además de Madrid, nueve provincias de Aragón (noreste), la región de Valencia (este), Castilla-La Mancha (centro) y Cataluña (noreste) se encuentran en alerta roja por nieve. Se trata de Albacete, Cuenca, Toledo, Guadalajara, Valencia, Castellón, Tarragona, Teruel y Zaragoza.

Según la agencia de previsión meteorológica AEMET, 20 centímetros de nieve caerán hoy en Madrid y esas regiones. Hasta medio metro de nieve podría cubrir las zonas más altas de esta zona del país. Se espera que la tormenta avance hacia el noreste a lo largo del sábado.

Además, hay alerta naranja por nieve en otras 19 provincias y en siete, el aviso es amarillo, el mínimo. En total, la nieve afecta a 36 de las 50 provincias y 614 rutas se encuentran afectadas por la nieve.

 

 

Con información del diario El País y agencias