Aumentaron los combustibles en las estaciones de servicio de YPF.

Lo comunicó YPF y tiene impacto desde las primeras horas de hoy, martes. Se debe a una suba en los biocombustibles (bioetanol y biodiesel), que definió el Gobierno este fin de semana.

La petrolera estatal YPF informó en la noche del lunes que aumentaba un 2,9% promedio los precios de las naftas y del gasoil.

La suba tiene efecto desde los primeros minutos de hoy martes 5 de enero y se origina en un incremento de los biocombustibles (bioetanol de caña de azúcar y biodiesel) que se mezclan en las refinerías con los principales productos que venden las petroleras en las estaciones de servicio.

Se espera que en las próximas horas las competidoras privadas de YPF, como Raízen (licenciataria de Shell), Axion, Puma Energy, Gulf y Dapsa, imiten el movimiento. Los dueños de estaciones Shell recibieron más temprano la comunicación.

Los nuevos precios de YPF para la Ciudad de Eldorado son:

-Nafta súper pasó de 71,20 a 73,30.

-Nafta infinia (premium) 80,30 a 82.70.

-Ultra diesel de 65,70 a 67.60.

-Diesel premium de 78,10 a 80,40.

De esta forma, los combustibles arrancan el 2021 con un alza, pese a que estaba previsto que recién llegaría el 15 de enero por un ajuste impositivo.

Esta actualización de precios no sorprende. El secretario de Energía, Darío Martínez, aumentó un 33% para enero el precio del bioetanol de caña de azúcar (y le resta definir para el elaborado a base de maíz) y un 59% el del biodiesel, subproducto del aceite de soja.

El bioetanol se mezcla en un 12% con la nafta y el biodiesel en un 10% con el gasoil, aunque transitoriamente el corte quedó en un 5% durante el primer mes del año.

Este salvataje oficial a los productores del centro y norte del país, con un puente hacia los gobernadores de Santa Fe, Tucumán y Salta, permitirá reactivar un sector que tenía decenas de plantas paradas.

No obstante, las petroleras habían avisado que tendría un efecto sobre el precio de la nafta y el diesel, el combustible más utilizado para el transporte de pasajeros y cargas.

Por lo tanto, los precios de los alimentos sufrirán una presión y el índice de inflación anual ya arranca cargado.