Milagro: nene de 9 años impactado por una bala en el pecho, lo salvó el crucifijo.

Ocurrió a apenas un par de horas de la llegada de 2021 en Tucumán, donde todos hablan de un milagro. El 31 de diciembre, un nene de 9 años que vive en Las Talitas recibió el impacto de una bala perdida. Fue en medio del pecho, un lugar mortal. Sin embargo, apenas sufrió una herida superficial. Según contó su familia, un crucifijo que llevaba colgado del cuello evitó que el proyectil ingresara a su cuerpo.

Según el parte de la policía que difundieron medios locales, el menor llamado Tiziano acudió al Hospital del Niño Jesus, en el Sur de la capital tucumana, a las 22 de la noche de Año Nuevo acompañado por su padre, de nombre David y de 36 años.

El informe oficial de la fuerza de seguridad certifica que el niño presentaba una herida superficial en el tórax producida por un arma de fuego.

Luego de 48 minutos de atención, el nene recibió el alta y pudo pasar Año Nuevo en su casa de Las Talitas, con su familia.

Luego de 48 minutos de atención, el nene recibió el alta y pudo pasar Año Nuevo en su casa de Las Talitas, con su familia.

Además, detalla que luego de 48 minutos en los que fue examinado por los médicos de turno y en el que se le realizaron curaciones sencillas, el nene fue dado de alta y volvió a su casa para estar con su familia en el brindis de la medianoche, en buen estado de salud.

Lo que no revela el parte policial es de qué manera una bala que impacta en el pecho de un nene produce apenas una herida leve.

La explicación trascendió horas después, cuando los familiares de Tiziano le enviaron al periodista de Telefé, José Romero Silva, las fotos que darían fe de lo acontecido en la previa del inicio del nuevo año: en las imágenes se veía la cruz de metal que, por obra divina o casualidad, habría impedido la tragedia.

El cronista las mostró en las redes sociales, acompañadas de un anuncio. “Milagro de Año Nuevo: anoche minutos antes de la 00 una bala perdida le pegó en el pecho a un Niño en Las Talitas. Pero el impacto fue en un crucifijo que el menor llevaba puesto”, escribió en su cuenta de Twitter. Y detalló: Fue en la calle 14 y 9 de Villa Mariano Moreno”.

En el posteo se ven dos imágenes del crucifijo con un orificio en el centro junto al proyectil que lo habría ocasionado y una tercera del nene a upa de una mujer, con el torso desnudo, frente al hospital donde fue asistido.

El nene de 9 años ingresó junto a su padre al Hospital del Niño Jesús a las 22 del 31 de diciembre.

El nene de 9 años ingresó junto a su padre al Hospital del Niño Jesús a las 22 del 31 de diciembre.

Desde el centro de salud ratificaron a eltucumano.com lo que indicó sobre el caso la policía, que había sido notificada por los médicos en cuanto advirtieron que la emergencia se había producido por el uso de un arma de fuego.

Si bien no pudieron certificar de qué manera se había producido la herida ni constatar la existencia del crucifijo que habría salvado a Tiziano, sí confirmaron que sus familiares habían referido esa situación.

“No se lo descubrió en el acto médico, la familia fue la que contó lo del crucifijo”, aclararon.

Heridos en el hospital Padilla

El sorprendente caso de Tiziano no fue la única emergencia de la noche de Año Nuevo en la capital tucumana.

Según informó la agencia Tucumán Noticias, en el hospital Padilla de la capital provincial informaron en un parte oficial que en las primeras 11 horas de 2021 ingresaron a la guardia 90 personas que requirieron ser atendidas de urgencia.

Entere ellas, hubo un paciente que presentó una herida de arma de fuego y otros cuatro que debieron ser atendidos tras ser lastimados con armas blancas.

Además, otros  cuatro pacientes presentaron politraumatismo y hubo 26 con contusiones en la cabeza.

Fuente: Clarín