Piden ayuda al Gobierno para que universitarios misioneros varados puedan volver

Casi 10 meses pasaron desde que el Presidente de la Nación decretara el comienzo de la cuarentena obligatoria. Con ello miles de alumnos que estudiaban fuera de sus provincias emprendieron el retorno a sus hogares, mientras que otros cientos quedaron a la deriva sin poder regresar por cuestiones económicas y de logística.

Ese es el caso de más de 600 misioneros que estudian una carrera universitaria en la provincia de Corrientes y Chaco, que por cierre de fronteras, falta de transportes, y el elevado costo de los hisopados obligatorios para el ingreso, se les tornó imposible volver a sus hogares. Misma situación que se da en universidades de Buenos Aires, La Plata, Rosario y Córdoba.

Ante esto, el diputado Isaac Lenguaza elevó a la Cámara de Representantes de la Provincia de Misiones un pedido para que el Poder Ejecutivo Provincial, a través del Ministerio de Salud Pública, elabore y ponga en marcha un protocolo que facilite la vuelta a casa de los estudiantes varados, y donde el Gobierno de provincial se haga cargo del costo de las pruebas rápidas o PCR necesarios para ingresar.

Horacio Eleno Agüero, integrante del Centro de Estudiantes Misioneros de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) en Corrientes, contó a PRIMERA EDICIÓN que “la mayoría de los chicos vino en enero o febrero y hace 8, 9 o casi 10 meses no se pueden ir

En el grupo de WhatsApp de los estudiantes misioneros hay aproximadamente de 500 a 600 chicos, pero hay muchísimos más que sus compañeros nos contaron que no están en el grupo, entonces ese número se va agigantando cada vez“, relató el estudiante de la carrera de veterinaria.

En esa línea, el estudiante señaló que “los chicos están acostumbrados a viajar regularmente a sus casas por tema económicos y para ver a sus familias, y ahora estar lejos por 8 meses o 10 meses ya es demasiado tiempo para tan corta distancia que hay entre las provincias”

Según Agüero, la principal dificultad para emprender el retorno pasa por el tema económico y la falta de transporte de media y larga
distancia, servicios que recién se está comenzando a retomar. “Todavía no muchos hay colectivos, y para ir a Misiones tenes que contratar el servicio de remís que sale entre 8.000 a 10.000 pesos, y sumado al tema del hisopado los costos se hacen enormes“, explicó.

De momento, Agüero señaló que se siente esperanzado con este proyecto, más aún considerando que existe un antecedente no muy lejano, con el puente General Belgrano que une Chaco y Corrientes. “El gobierno de Corrientes habilitó un sistema de cupos para que a los estudiantes que quieran pasar a Chaco no se les cobra el hisopado“, explicó.

Estaría bueno que el Gobierno de Misiones se haga cargo de la totalidad del hisopado, o por lo menos de la mitad, entonces sería un poco menos pesado para los chicos que puedan volver y pasar las fiestas con su familia que es lo que todos queremos, más en este año que fue un poco duro para todos”, agregó.

“Esperemos que se dé impulso a esto, que se dé masividad a esta noticia y que también las personas de la provincia hagan fuerza para que podamos volver a casa, que sepan que extrañamos a nuestra tierra colorada y que deseamos poder llegar a un buen cierre del 2020 con nuestros familiares y amigos“, cerró.

 

Un año de virtualidad

En cuanto el año académico, Agüero relató que cada Facultad fue tomando las medidas necesarias para seguir con las clases y rendir. “La cursada no paró en ningún momento, solo se siguió de manera virtual. El único inconveniente es que tanto profesores, como alumnos y las plataformas no estaban preparados y tuvieron sus dificultades en el momento

“Recién a los dos o tres meses se planteó el tema de rendir virtualmente mediante diferentes protocolos y se fue rindiendo por las distintas plataformas, pero la verdad que no es lo mismo”, agregó.

Por otra parte, al igual que ocurrió con las casas de estudio misioneras, la UNNE optó por no retornar a la prespecialidad pase a la habilitación del Gobierno Nacional. Sobre esto, Agüero detalló que el retorno a las aulas “está complicado por el tema que la Universidad es biprovincial, entre Chaco y Corrientes, entonces es muy difícil

“No hubo retorno por el hecho que explotó el tema del coronavirus, primero en Chaco y después en Corrientes. Ahora el puente está cerrado y solo podes pasar pagando un test o si tenes una propiedad del otro lado, y muchos de nuestros profesores y compañeros viven en Chaco o viceversa. Entonces ya es un tema de provincias, tienen que ponerse de acuerdo entre las dos partes para arrancar porque gran parte de las carreras están de un lado y otras están del otro, entonces es medio complicada la situación“.

Por último, en referencia al porcentaje de abandono en las carreras, comentó que, si bien es difícil hablar de una cifra de deserción, “muchos de nuestros compañeros tuvieron que volver, ya sea por dejar de alquiler que era un gasto muy elevado, o básicamente porque la economía no les ayudaba. Así muchos debieron volver a sus casas a vivir con sus padres nuevamente o para dar una mano a sus familias

 

Fuente: Primera Edición