En Bernardo de Irigoyen, el 70% de la población está sin agua potable

Bernardo de Irigoyen atraviesa una situación crítica por la falta de agua desde hace un mes. La sequía hizo que la situación se agravara a tal punto que el 70% de la población lleva semanas sin vital líquido.

Los dirigentes de la Cooperativa de Agua de Bernardo de Irigoyen, la Municipalidad y todas las instituciones de la localidad formaron un comité de crisis para organizarse, repartir el vital líquido y también para buscar soluciones.

Hace un mes que se declaró la emergencia hídrica, pero los cortes de energía los dejaron sin las dos bombas principales de la toma de agua y la sequía hizo desaparecer la reserva de la represa, estas combinaciones transformaron la situación en “desesperante y crítica”.

Juan Fleitas, síndico de la COOPABIL contó a PRIMERA EDICIÓN que “nuestra situación es gravísima, una parte de la represa está seca, la represa más antigua, y se nos quemaron los dos equipos de bombeo que teníamos en la represa más nueva, en la toma principal, estamos sin poder traer agua a la planta potabilizadora. Hicimos el pedido, nos estaría llegando esta noche (por ayer) un equipo de bombeo, estamos hablando de un costo de unos 700 mil pesos cada equipo de bombeo, entonces tenemos la represa vieja seca y la nueva con las bombas quemadas. Tenemos 13 pozos perforados distribuidos en los barrios y zonas periféricas, muchos de los cuales están con el caudal reducido, entonces hay barrios como el Provincias Unidas que recibe agua, pero con poca presión y no sube al tanque; el barrio Santa Rita está sin agua hace más de una semana, en la zona de frontera, cerca de la Aduana hay tres pozos perforados, de los cuales el que mayor caudal tiene se quemó la bomba, el agua del lago que tenemos entre Argentina y Dionisio Cerqueira (Brasil), no es apta para el consumo humano ni siquiera potabilizándola en la planta, así que nuestra situación es gravísima y desesperante”, remarcó Fleitas.

El síndico remarcó que en la zona “hay agua, la solución más urgente sería hacer tres o cuatro pozos perforados más, acá hay zonas donde las nacientes, por ejemplo la que pasa cerca de la Aduana, está la naciente del Pepirí, se podría sacar de allí”, explicó.

Contó que tanto la Municipalidad como la Cooperativa “nos estamos ocupando, pero necesitamos urgentemente que se agilice la ayuda de la provincia, para llevar una solución más pronta a la población. Hoy el 70% de la población de Bernardo de Irigoyen no tiene agua, nosotros llegamos con los camiones de los Bomberos, la Policía, la Cooperativa, el Ejército a un 20% y esporádico. Tenemos una represa seca, la más antigua, la otra sin las bombas, los pozos están funcionando, pero no dan abasto, algunos con las bombas quemadas, así que es desesperante la situación”, detalló.

A la falta de agua se le suma el problema energético “mejoró mucho, pero la variación en la tensión hace que se quemen las bombas y los equipos, no damos abasto para distribuir”, indicó.

 

Fuente: Primera Edición