Lo retro está de moda: el Gobierno pidió que vuelva el Fondo de Incentivo Docente.

El presidente Alberto Fernández envió al Congreso el proyecto de ley para aprobar el Presupuesto Nacional para el 2021. Y, en el Artículo 13, se incluye un pedido que, en caso de ser aprobado, afectaría con un nuevo impuesto a los propietarios de autos, motos y embarcaciones. Se trata del regreso del Fondo Nacional de Incentivo Docente, que volvería a regir en todo el país a partir del 1° de enero.

Este fondo fue creado por la antigua Ley 25.053, que impulsó el entonces presidente Carlos Menem a fines de 1997, para intentar calmar los reclamos salariales de los docentes. Los propietarios de vehículos tuvieron que pagarlo de manera obligatoria en 1998 y 1999.

El artículo 13 del proyecto de ley para el presupuesto 2021 señala de manera textual: “Reestablécese la vigencia del Fondo Nacional de Incentivo Docente, creado por la Ley 25.053 y sus modificaciones, por el término de un (1) año a partir del 1º de enero de 2021”.

La Ley 25.053 que cita el proyecto señala: “Créase el Fondo Nacional de Incentivo Docente, el que será financiado con un impuesto anual que se aplicará sobre los automotores cuyo costo de mercado supere los cuatro mil pesos ($ 4.000), motocicletas y motos de más de doscientos (200) centímetros cúbicos de cilindrada, embarcaciones y aeronaves, registrados o radicados en el territorio nacional, el que se crea por esta ley con carácter de emergencia”.

Los propietarios de vehículos con algunos años a cuestas recuerdan al Fondo de Incentivo Docente por la famosa forma física de su existencia: una oblea adhesiva, que era obligatorio pegar en el parabrisas del auto, para demostrar que se había pagado el tributo.

Se exigía mantener en buen estado esta oblea, porque desde el Fisco se organizaron inspecciones en la vía pública, para certificar que todos los vehículos en circulación lo habían pagado. Además, la oblea se debía transferir en buen estado a la hora de vender el vehículo a otra persona.

La falta, extravío o deterioro del sticker obligaba al propietario a volver a pagar el Fondo de Incentivo Docente.

El Proyecto de Ley del Presupuesto 2021 no aclara cuál sería el costo que deberían pagar los propietarios de vehículos para este nuevo impuesto, que debería destinarse a los docentes.

Tampoco se informó cuál sería la base imponible, ya que “los automotores cuyo costo de mercado supere los cuatro mil pesos” hoy abarcaría incluso hasta los autitos de Lego.

En caso de ser aprobado el artículo del Presupuesto 2021, el Poder Ejecutivo deberá reglamentar la forma en que el nuevo impuesto será recaudado.