El Gobierno advierte de que no todas las provincias tendrán la misma vacuna

¿Cuándo va a estar?¿Cuántas dosis?¿A qué precio? Con esas preguntas iniciales el gobierno argentino encara la búsqueda de la vacuna para iniciar lo antes posible el plan de vacunación contra el Sars-Cov-2, cuyo virus cambió radicalmente el concepto de normalidad a nivel mundial.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, junto con la viceministra, Carla Vizotti, dieron detalles de la negociación que lleva adelante el país para adquirir la mayor cantidad de dosis y así empezar a vacunar lo antes posible.

“No hubo acuerdo comercial con la vacuna rusa, aunque sí hay una clara intención y esta semana será clave. Pero no hay nada firmado” señaló el titular de la cartera sanitaria y reiteró que en la campaña de inmunización habrá un “mix de vacunas”. En ese sentido, hasta el momento se negocia además de la Sputnik V, con otros tres laboratorios que están en fase 3, AstraZeneca, Pfizer y Janssen. “Esos laboratorios están haciendo sus ensayos clínicos acá, lo cual nos llena de orgullo y nos da la posibilidad de diálogo directamente con los responsables de esos laboratorios”, sostuvo el ministro y agregó que en ese contexto de diálogo, se organizó un viaje a Rusia de una comitiva argentina para interiorizarse del desarrollo de la vacuna, que contempla 40 mil voluntarios.

La reunión virtual llevada a cabo ayer fue requerida y organizada por la Red Argentina de Periodismo Científico (Radpc) de la cual El Territorio forma parte desde este año.

González García fue determinante al momento de referirse al lugar que ocupa la  Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). No se comprará ni distribuirá ninguna vacuna sin la previa autorización del Anmat, que oficia de ente regulador. “Todas las vacunas deberán ser aprobadas por la Anmat y serán gratuitas porque las va a financiar el Estado”, insistió el funcionario nacional.

El planteo refuerza la premisa inicial esbozada por las autoridades sanitarias: la campaña de inmunización será “un mix de vacunas”. “Lo hemos dicho siempre, ningún productor o fabricante tiene la capacidad de producir todo lo que se necesita (…). Queremos bajar la circulación y obviamente la mortalidad”, sostuvo.

Y en ese contexto, se debe tener en cuenta las particularidades de cada zona para así organizar el envío de dosis.

¿Qué consideraciones se tendrán en cuenta en la distribución de las dosis por provincia? ¿La condición de frontera? ¿La cantidad de casos? preguntó El Territorio a Vizotti a lo cual respondió: “Lo que hacemos siempre en el calendario nacional de vacunación como en las campañas es distribuir en función de la población objetiva, en función de la planificación de las provincias que se define en consenso con expertos y las jurisdicciones para que sea equitativo”.

En este caso, según la Planificación para la Vacunación contra el Nuevo Coronavirus (Sars-Cov-2),  la población objetivo está compuesta por personal de salud, personal estratégico, mayores de 60 años y personas de entre 18 y 59 con factores de riesgo.

“Por supuesto, en el caso y como se hace habitualmente de tener un brote o situación epidemiológica puntual se refuerza el envío de dosis”, remarcó Vizotti.

“Hemos tenido reuniones con los jefes de los Programas Ampliado de Inmunizaciones (PAI) para pensar sobre la población objetivo, la cadena de frío, y todo lo que se tiene en cuenta en inmunización”, subrayó la viceministra a lo cual agregó: “Una de las cosas que se viene planificacionando con los PAI es relevar la capacidad de ultrafrío que tienen. La vacuna de Pfizer, por ejemplo, es multidosis, no ocupa tanto espacio entonces se opuede almacenar a menos 80 grados en algpún lugar de las provincias, pero este número no es muy importante de dosis”.

“El desafío que va a implicar esta vacunación no sólo la cantidad de gente a vacunar sino que son diferentes vacunas, con diferentes características de almacenamiento. Así que algunas serán para lugares más centrales del país, otras para lugares más descentralizadas. Pero también las jurisdicciones están trabajando en ampliar la cadena de frío y fortalecer la capacidad de ultrafrío”.

Ginés González García garantizó que “será de una distribución equitativa como fue la distribución de insumos en la pandemia. No hemos tenido un desafío como país y en el mundo de una logística de estas características, de una vacunación masiva. Es un esfuerzo monumental”.

“La población ya está nominalizada”
Será la denominada “población de riesgo” la que recibirá las primeras dosis de esta vacuna. Cada distrito acercará esta semana su propuesta a la Nación en el marco del Consejo Federal de Salud (Cofesa), que volverá a reunirse el próximo lunes

Si bien Misiones todavía no estableció la cantidad de personas que se estima recibirán las dosis, se puede tener como parámetro general la última campaña de vacunación antigripal. Para tener una idea: este año la Provincia tuvo como objetivo inmunizar a 242.148 personas.

“Va a ser exactamente igual en la toma de decisión con cómo se hizo la distribución de equipamientos como respiradores. Una vez que la vacuna esté habilitada, tenga las certificaciones pertinentes, se hará la distribución a todo el país de la misma manera y en el mismo momento”, afirmó José Guccione, subsecretario de Articulación Federal del Ministerio de Salud Pública de la Nación.

En diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva, el funcionario sostuvo que “las provincias se deben preparar, desde el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) a nivel nacional viajarán a cada distrito para aceitarlas y hacer cada uno de los pasos pertinentes”.

“Ahora se tiene prácticamente nominalizada toda la población de riesgo en cada una de las provincias. En Misiones los promotores de salud son los que irán a buscar a la población de riesgo”, puntualizó.

 

Fuente: El Territorio