ECOLOGIA. “Amboty” ruge en el valle del Cuñá Pirú.

Un momento especial se registró para la fauna misionera: una cámara de monitoreo, instalada desde el año 2011 en el Parque Provincial Salto Encantado del Valle Cuñá Pirú, captó a un yaguareté que, incluso, llegó a rugir frente al aparato a plena luz del día, según informaron desde la ONG Red Yaguareté.

El ejemplar captado y detectado hace un año y medio en la zona, se acercó a olfatear la cámara y luego se despachó con un rugido, algo hasta ahora nunca documentado en este sitio.

El Yaguareté es un felino solitario y solamente se juntan para reproducirse. Se comunica con otros ejemplares mediante marcas en árboles, dejando señales olfativas y rugidos.

A pesar de su fuerza y poderío, no se mete con las personas y de hecho, convive con muchas actividades humanas en estos parajes productivos entremezclados con áreas protegidas.

Debido a la caza furtiva se encuentra en Peligro Crítico de extinción en Argentina, ya que quedan menos de 250 ejemplares en tres regiones del país, separadas entre si.

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *