ELDORADO. El protocolo en colectivos y la necesidad de los pasajeros.

El aumento de gente, producto a la flexibilidad mayor a la carga en algunas unidades en determinados horarios, a pesar de los refuerzos en momentos, la gente elige horario y no quiere esperar refuerzos.

German Tiemerman, parte de la familia de la Empresa de Transporte de Colectivos Eldorado, explicaba como es la tarea cotidiana en tiempos de cuarentena

“Hemos dado cumplimiento los primeros días del aislamiento social preventivo obligatorio, circular  restringidamente. Eso le produjo a la empresa que la recaudación caiga hasta un  5% de la recaudación normal. Había ómnibus que traían recaudaciones de $300 diarios porque no había pasajeros. El protocolo que nos permite transportar pasajeros sentados en la primera fila de asientos no  puede ir nadie, justamente para generar un espacio  de circulación”.

“Hoy ya se está trabajando casi con un 80% de la flota y no estamos transportando ni la mitad de la cantidad de usuarios que teníamos normalmente”.

“Por la flexibilización hay más movimiento en el centro de la ciudad y también en la zona oeste. Más de 30 choferes,que no estamos ocupando hoy, paulatinamente requerimos la presencia de ese personal para horarios pico, como el mediodía. Ya hay omnibus al kilómetro 6 de la ciudad, kilómetro 2 y 11”.

“Por aglomeración de personas en paradas de las los refugios peatonales, si vemos tener una cantidad importante de pasajeros, se manda refuerzos que  vienen por la avenida Fundador  y salen por la calle Córdoba, pasando por paradas del centro. Destacamos el trabajo que están haciendo el cuerpo de inspectores de la empresa que, en forma constante, tratan de hacer entender a la gente que debe esperar los refuerzos,. Ejemplo; en el colectivo de Barrio Pinares hay mucho inconveniente porque, al haber menor cantidad de Ómnibus o de mayor cantidad de frecuencias, la gente no quiere esperar y suben, abarrotan la unidad por el simple hecho de poder bajar más rápido de camino, en barrios lindantes. Pedimos a la gente cuidarse y ser más responsable, elegir los colectivos exactamente de sus barrios y no los que los dejen de paso. Nuestros inspectores, a veces, no llegan a todos. Hoy los horarios restringidos hacen que entre la hora del mediodía y hasta las 17:30 haya muchísimo movimiento, obligando a mantener los refuerzos pero no siempre son los elegidos por los pasajeros”

EL DESAHOGO EN LAS REDES SOCIALES.

Un conocido comunicador dió a conocer una foto en su red social Facebook exponiendo la problemática denunciada, ya por otros usuarios que,  a la vez que también en la devolución de opinión se dió cuentas que la empresa tendrá responsabilidad o autoridades que no controlan pero, que los pasajeros también tienen la oportunidad de cambiar la situación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Editorial. La empresa nunca a va a satisfacer al pasajero, pero en tiempos de Pandemia la responsabilidad es de todos.

Los horarios de cuarentena aumentan la carga en algunas unidades en determinados horarios, a pesar de los refuerzos en momentos, la gente elige horario y no se da el lugar al cuidado del protocolo sanitario. En parte la empresa debe cubrir la necesidad del pasajero e incumple por momentos el protocolo pero por otra parte, es el pasajero elije o prefiere incumplir por no esperar los refuerzos o la unidad que de manera exclusiva va hacia algunos barrios.

Habrá que reflexionar sociológicamente cual es la falla y quien tiene la llave del cambio.  Al virus lo superamos entre todos.