Eldorado. Resucitó la Plazoleta Martín Miguel de Güemes de barrio Koch antes del recordatorio del fallecimiento del Prócer.

Este 15 de junio será feriado nacional por trasladarse el Día del Paso a la Inmortalidad del General Martín Miguel de Güemes, que cada año se conmemora el 17 de junio.

Este lunes es un feriado recientemente incorporado, en 2016, cuando se estableció como feriado el 17 de junio en conmemoración al caudillo salteño.

Eldorado resucitó la Plazoleta del Prócer.

Tan oportuno como necesario, en una diferente gestión municipal, Obras Públicas finalizó el mantenimiento y pintura de la Plaza Martín Miguel Güemes, del Barrio Koch que desde el 12 del corriente se había comenzado con las tareas de podas en sus árboles, con la constante supervisión del Intendente Fabio Martínez.

Muchos años pasaron en la ciudad para que el municipio recuerde a la gente de Eldorado que se tiene  una plazoleta que homenajea a Güemes, considerado el héroe de la Independencia y una pieza clave en la estrategia del libertador General José de San Martín.

Tan mejorado quedó el lugar que hasta se olvida lo lúgubre que era, abandonado por demás, hasta de existir solo como lugar de paso para quienes no parecían andar por buen camino.

Antiguos vecinos recordaron que hace muchos años atrás, tal vez de la década del 80 y 90, jóvenes socializaban entre las sombras de sus árboles sentados en las escaleras del Playón, entre mates y guitarreadas; lo que hace pensar que al General se le va a deber las visitas y seguirá añorando ya la vuelta a la nueva normalidad, ojalá en el apoderamiento cariñoso que realicen los vecinos a su plazoleta cuando termine la cuarentena.

Recordemos que Obras públicas hace varias semanas dedica tiempo también, para la recuperación, mantenimiento y puesta en valor de bancos, juegos infantiles y poda de árboles de plazas y plazoletas en la ciudad. Ésto hace pensar que son muchas las plazoletas  que tendrán nuevamente su puesta en valor para beneplácito vecinal.

¿Quién fue Martín Miguel de Güemes?

El proceso de independencia inició en 1810 y tuvo importantes figuras que resultaron indispensables para que finalmente el 9 de julio de 1816 se declarara la independencia de Argentina.

Una de esas personalidades destacadas es la del caudillo salteño, el general Martín de Güemes, un militar que comenzó su carrera como cadete en las filas del 3º Batallón del Regimiento Fijo de Infantería de Buenos Aires y que terminó como gobernador de Salta y General en Jefe del Ejército de Observación, designado por nada más ni nada menos que por el general don José de San Martín.

Martín de Güemes nació en Salta el 8 de febrero de 1785, donde estudio y comenzó sus tareas como cadete del 3º Batallón, hasta que en 1805 lo trasladaron a Buenos Aires para combatir la invasión inglesa.

Güemes rápidamente se destacó por su proeza militar en las batallas contra los realistas e ingleses y llamó la atención de Manuel Belgrano y José de San Martín, entre otros.

En 1814, San Martín lo puso al frente de las milicias salteñas y campesinas, y luego fue nombrado Teniente Coronel de Ejército. Posteriormente, en 1815, fue elegido por el Cabildo de Salta gobernador de esa provincia.

En 1820, San Martín le pidió que lo acompañe como auxiliar en la campaña de liberación del Perú y en 1821 Güemes delegó la gobernación y se dedicó con exclusividad a organizar la Expedición al Alto Perú. Para este cometido pidió que le enviaran alimentos, municiones y armamento pero no lo consiguió.

Por el contrario, Güemes fue depuesto como gobernador de Salta a pesar de que era aclamado por el pueblo de su Provincia. No obstante, en 1821 fue herido en una emboscada realista.

Finalmente, el 17 de junio de 1821 murió tras días de sufrimiento y agonía. Actualmente, sus restos se encuentran en el panteón de Las Glorias del Norte, en la Catedral de Salta.