Brasil-Foz. Reabrieron las Cataratas con controles sanitarios.

Pese a tener 221 casos de coronavirus y tres muertes por la enfermedad, el lado brasileño de las Cataratas del Iguazú reabrió la visita turística en la jornada de ayer, después de casi tres meses cerradas y en coincidencia con el aniversario número 106 de la ciudad de Foz de Iguazú.
La decisión de abrir otra vez el predio tuvo voces a favor y en contra, si se tiene en cuenta que Brasil es uno de los cinco países más afectados por la pandemia.
El acto de apertura contó con la participación especial de autoridades brasileñas, profesionales del turismo, personal del parque, visitantes y habitantes de la ciudad.
Según lo determinado por el Ministerio del Medio Ambiente del Brasil, responsable de las unidades federales de conservación, como medida de seguridad para evitar el contagio de Covid-19, sólo se recibirá a visitantes residentes de la región.
En el marco de la apertura, Marcos de Castro Simanovic, director del Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad, manifestó: “Estamos preparados para recibir a nuestros visitantes con gran cuidado y protección en este nuevo momento. La visita al Parque es buena para el cuerpo y la mente de todos”.
Durante la primera fase de reapertura, el Parque Nacional do Iguazú atenderá a los visitantes de martes a domingo, de 9 a 16. El cambio en el horario tiene como objetivo ajustar el servicio de visitas turísticas a las prácticas de seguridad. Diariamente, el parque se someterá a un minucioso trabajo de desinfección a lo largo el circuito turístico, para protección a los visitantes y del personal.
Y cada visitante debe pasar por la barrera sanitaria instalada en el Centro de Visitantes ubicada en el ingreso al atractivo turístico, donde se realiza el control de temperatura, utilizan alcohol en gel y reciben información sobre las normas vigentes de permanencia en el parque, el uso correcto del barbijo y buenas prácticas sanitarias, informaron.
El parque funciona con cupos de personas por hora; en esta primera fase pueden ingresar hasta 350 persona por hora y la venta  de los tickets es online, lo que permite un control de acceso y mantener el distanciamiento social. A su vez, y para incentivar la visitación al área protegida, la administración propone un descuento del 90% del costo del ticket a los residentes de Foz y las otras trece ciudades de la región.
Durante la primera jornada de reapertura, Cataratas recibió 158 visitantes de los cuales 93 son residentes de Foz y 65 son turistas brasileños de otras ciudades, quienes disfrutaron de los hermosos paisajes de la maravilla natural, que en la jornada de ayer contó con un buen caudal de agua que permitió el deleite de los visitantes.
El caudal de agua se mantuvo en 1.000 metros cúbicos por segundo, superior al registrado durante los últimos tres meses, pero todavía por debajo de lo normal que oscila entre 1.500 a 1.800 metros cúbicos por segundo.

En Misiones recién abrirían en septiembre

Mientras del lado brasileño celebran la apertura del atractivo turístico más importante de la región, del lado argentino aún no está prevista una fecha de apertura para la maravilla natural que permanece cerrada desde el pasado 15 de marzo, cuando ante el avance del coronavirus y por la cantidad de turistas del mundo que recibe Puerto Iguazú, la Nación decidió que se cierre este y todos los parques nacionales del país.
Sin embargo, desde la Administración del Parque Nacional Iguazú indicaron que es probable que el área protegida esté nuevamente habilitada en septiembre, cuando comiencen a funcionar los vuelos de cabotaje y el turismo interprovincial.
No obstante trabajan en un protocolo de reactivación de la actividad turística, en el marco de las medidas sanitarias que deben ser implementadas para seguridad del visitante y de todo el personal que trabaja en el predio. Este protocolo es confeccionado en conjunto con la Administración del Parque Nacional Iguazú con las empresas concesionarias y será presentado a la Administración de Parques Nacionales, quien deberá presentarlo a Nación para definir la apertura o no del atractivo.
Por su parte, Sergio Acosta, intendente del Parque Nacional Iguazú, anticipó días atrás a El Territorio que en principio permitirían el ingreso de hasta 2.000 personas por jornada y cada visitante deberá realizar un recorrido definido por Parques para evitar la aglomeración de personas en diferentes puntos.
Fuente el territorio