ELDORADO. Emprendedora se queja a la vez que se reinventa para hacer frente a la Pandemia.

Romina Weidenbacher es una emprededora nata, hiperactiva, con ganas siempre de superar obtaculos, casi por deporte, con 5 hijos: 3 jóvenes independientes y con ella 2 pequeños.

Se capacitó como masajista y con el tiempo modifico su gabinete para enseñar.

Avalados  con certificados del Ministerio de Trabajo,  tiene una  Instituto Privado de enseñanza de oficios varios, en pleno centro de la ciudad.

Esta emprendedora, como tantos otros en su condición, siguen en cuarentena. No se le está permitido trabajar  para clases presenciales.

extraprensa.com le pregunta a la multifacética mujer; ¿Que piensa una emprendedora que ya está hace 2 meses sin poder abrir su Instituto por la curentena?

R-Primero no hay información buena para los que tenemos instituto privado. El mío es de oficio y salida laboral  rápida. Un día voy y paso por otro centro de estudio y veo las puertas abiertas!,pará ; ¿cómo es eso?; ¿no era que no se podía que tenía que articular todas las maneras de hacerlo sin abrir?

Entonces es injusto, para algunos si y para otros no.Si hablo como masajista esteticista también es injusto, me pone feliz que las peluquerías puedan trabajar. Pero pará:,

¿Peluquerias si, estetica no?

Y estética entonces para los que solo manejamos estética,¡No! Y los que los tienen incluido en la pelu, ¿si?. Hay muchas injusticias para los que somos laburantes en desarrollo. Los que ya pisan fuerte ¡no!

Muchas veces bronca por ver las diferencias en las distintas aperturas pero bueno lo dicen los dirigentes y hay que aceptar.

Una casa de quiniela, no es un rubro necesario pero bueno es mi opinión, pero a la vez, me siento en el momento justo de pegar un giro. Desde chica me la rebusqué y creo que es hora de volver a hacerlo”.

“Hay que replantear y en eso estamos. Siempre fui de moverme y no estacionarme. Hoy ampliamos la rama de artículos de venta..Tapabocas Almohadilla para dolores
Apoyos para camillas etc. Y eso lo saqué de la experiencia que me dio otro oficio. El oficio es tan importante como una carrera, nunca pero nunca te abandona  siempre está ahí como comodín. Para algo siempre tenemos habilidad.”

“Somos un oficio un oficio necesario porque nos necesitan, nos buscan. Hay protocolos aceptados para los profesionales si,no para los laburantes no reconocidos pero si reclamados.
Los masajistas no somos Profesionales ya que no nos reconocen como tales pero te puedo asegurar que los que si nos dedicamos tenemos mucho estudio me incluyo e incluyo a muchos alumnos nuestros que salen a ganarse el pan y mantienen familias enteras con los masajes y estetica corporal. Entiendo que no nos reconozcan en el Ministerio de Salud como auxiliares pero en la calle y nuestros pacientes clientes si lo hacen en nuestros gabinetes.

El giro obligado.

Damos clases interactivas. Nos llevó  un mes y ahora en mayo estamos ya listos para aplicar la mayoría de los cursos vía virtual. Los materiales para los cursos los tenemos en el instituto a la venta. Ampliamos más oficios como ser costura. Mi casa está dividida en sectores Instituto, costura, estudio porque sigo capacitandome, soy mamá en este momento en casa hay 2 niñitos que hay que entretenerlos también. Se la lleva como se puede” finalizó.